23 de octubre de 2006

Unai Yus se impone en Villarcayo

El municipio burgalés de Villarcayo, enclavado en el Norte de Burgos, en el centro de Las Merindades, albergaba la segunda prueba de la Copa de España de Ciclo-Cross. El circuito situado en el Parque “El Soto”, en el que un fuerte viento hizo acto de presencia a lo largo de toda la jornada, pero que de ningún modo deslució ni perjudicó el desarrollo de las pruebas disputadas, fue el lugar elegido para su celebración. Un bonito lugar para la práctica de este deporte, en el que la organización diseñó un excesivamente revirado circuito, para completar una amplia cuerda que facilitó el bajo número de ciclistas doblados.

La mañana dio comienzo con la categoría Cadete, en la que 40 ciclistas, entre ellos dos féminas, nos permitieron observar como finalmente dos hermanos gemelos, Iñigo y Jon Gómez Elorriaga, dominaron la prueba auspiciados en una labor conjunta, que permitió al a la postre vencedor, destacarse desde los primeros compases de la prueba. Pero la manifiesta superioridad de estos dos hermanos en el circuito burgalés, permitió también al segundo de ellos, distanciar a sus rivales, y acercarse claramente a su hermano, entrando en meta prácticamente juntos. Otro ciclista vizcaíno, Aitor Unanue, completó el podium, y un rosario de ciclistas venidos de las diferentes puntos del territorio nacional, nos permitió conocer a los ciclistas que aún no tan entonados como los ciclistas vizcaínos que coparon el podium, tendrán la oportunidad de dar buena cuenta de éstos, si progresan adecuadamente, cuando la temporada vaya consumiendo hojas del calendario.
Cabe reseñar como aspecto positivo, la entrada en escena de dos jóvenes féminas, que suponen una necesaria sabía nueva, dentro de una especialidad tan necesitada de ésta, especialmente si nos centramos en hablar de la presencia de mujeres en este deporte.

La segunda de las pruebas del día concentró a los ciclistas Junior, Féminas/Elite, y Máster 30, Máster 40 y Veteranos 50. La prueba Junior tuvo como vencedor a Jon Ander Manjón, que dominó a su antojo la competición, y en ningún momento vio peligrar su victoria. Tras él, los catalanes Eduard Recasens y Hermes González completaron el podium. Llamó la atención la selección catalana, no sólo por el magnífico nivel ofrecido como conjunto, ya que además de los dos ciclistas citados, Françesc Guerra se clasificó sexto, sino también por las coloridas medias, que no calcetines, que vestían sus ciclistas, cuyo gesto por lo llamativo, inusitado, desconjuntado y ridículo fue comentado por muchos de los allí presentes.
Si la selección catalana copó buena parte de los primeros puestos, no debemos dejar de señalar a Victor Cabedo, que a pesar de su cuarta posición, se mantuvo constante a lo largo de la prueba, yendo en cuanto a clasificación se refiere, de menos a más. El ciclista, aún lejos del pedaleo enérgico que ofrecía Jon Ander Manjón, si nos permitió ver, el elegante pedalear que posee, que con la clase que destila siempre que se sube sobre una bicicleta, puede ser la referencia en esta categoría, cuando ya entrado el año 2007, se disputen los Campeonatos de España.
En medio de ciclistas venidos desde las orillas del Mediterráneo, otro de los ciclistas llamados a cosechar victorias esta temporada, el guipuzcoano, Garikoitz Bravo en quinta posición.

La prueba femenina no tuvo historia ante la manifiesta superioridad de Rosa Bravo, secundada desde la distancia por la madrileña María Díez de Ulzurrun, y acompañada por la siempre presente Naia Alzola. Únicamente cinco fueron las ciclistas que tomaron parte en la prueba, no participando ninguna ciclista de categoría junior.

En cuanto a la categoría Máster y Veteranos, destacar la buena participación en estas categorías, a la que le dedicaremos un capítulo especial, por la injusta situación que viven estas categorías en Euskadi, pero señalaremos que fueron 24 ciclistas los participantes en la categoría Master 30, con contundente victoria del gallego Guillermo Álvarez, 15 corredores en Veteranos 40 en la que se impuso el experimentado asturiano Miguel Taboada y 7 finalmalmente los participantes en Veteranos 50, en la que en un apretado final se impuso José Adolfo Fica por delante de José Simaes y Alonso López Alcántara.

El plato fuerte de la jornada quedaba reservado para el final, con la disputa de la categoría reina, la compuesta por los ciclistas Elite y Sub´23. Con la presencia de un numeroso grupo de corredores en la salida, concretamente de 76 ciclistas, vivimos una interesante y emocionante prueba hasta que en el último tercio prácticamente quedó decidida en sus diferentes posiciones. El vencedor fue el alavés Unai Yus, al que le costó llegar a la cabeza de carrera y que tras remontar en una prueba en la que no partía en los puestos de privilegio, alcanzó el liderato de carrera para no soltarlo.
Algo similar le ocurrió al catalán Santiago Armero. Remontando toda la carrera, con un ritmo constante y amparado en la moral que supone ir dando caza a los corredores uno tras otro, llegó a auparse finalmente a la cuarta posición.
Los ciclistas que acompañaron en el podium a Unai Yus, por este orden José Antonio Díez Arriola y Oscar Vázquez, se mantuvieron toda la prueba en cabeza, alternando las posiciones y el liderato de la carrera, pero sucumbieron al final ante la pujanza de Unai Yus.
La quinta y la séptima posición fueron a manos de los jóvenes Mauro González y Hugo Alfonso Rus respectivamente. Jóvenes que destacaron, en un soplo de aire fresco para una especialidad que anualmente repite los nombres de sus corredores destacados, y que está ávida de caras nuevas. Hicieron una carrera diferente, no en vano el gallego Mauro González, estuvo durante algunos compases de la prueba al frente de la misma, yendo paulatinamente de más a menos. Esperemos que al ciclista gallego, no le pese el buen inicio de temporada cuando ésta llegue a su punto álgido. Diferente fue la prueba de Hugo Alfonso Rus, ya que se mantuvo prácticamente toda la carrera, en los puestos de cabeza, eso sí, sin opciones de luchar por una posición más honorable. Dentro de esta hornada de jóvenes ciclistas de categoría Sub-23, destacar por lo negativo del resultado, el 18º puesto cosechado por Erlantz Uriarte, ciclista que deslumbró el año pasado en la primera mitad de la temporada, y que da la sensación, que este año empieza con más calma, tratando de llegar fresco en su eléctrico pedalear a las citas más importantes del año.

Las diez primeras posiciones las completaron Carnicer, Ortiz, Prieto y León. Da gusto presenciar las siempre sólidas y perennes presencias del catalán Françesc Xavier Carnicer, y el asturiano Marco Antonio Prieto en sexta y novena posición respectivamente, que no siendo conocidos para el gran público, siempre están a la zaga, año tras año, de los diferentes vencedores de las pruebas, permitiendo que la categoría tenga un nivel competitivo superior al que tendrían si faltasen ciclistas con tal regularidad y nivel en sus prestaciones deportivas. En cuanto a los otros dos ciclistas, ambos desarrollaron una carrera similar, de más a menos, como fue especialmente la carrera de Antonio Ortiz, que estuvo en cabeza de la prueba en los compases iniciales para luego ir paulatinamente perdiendo posiciones y situarse finalmente en la octava posición. En cuanto a Joseba León, se hace grato volver a contemplarlo en pruebas de Ciclo-Cross, tras la ausencia en la temporada pasada de esta especialidad. Volvió a situarse en los puestos destacados, en esta ocasión ocupando la décima plaza.

Para finalizar, señalar que la Copa de España, tal y como está el ciclo-cross nacional, se hace necesaria. Pero no por el hecho de tener un torneo que ampare a todos los ciclistas de la geografía nacional, sino por la necesidad de confrontar de forma más habitual a todos los especialistas. Éstos, inmersos en sus respectivos calendarios regionales, cada vez más poblados de pruebas, no tienen oportunidades a lo largo del año, salvo en el Campeonato de España, de disputar pruebas conjuntamente.
Sin embargo, no me gusta en absoluto, como se ha planteado la Copa de España, que si bien ha servido para aglutinar a ciclistas durante el mes de Octubre, se abre la incógnita de que sucederá, cuando los calendarios regionales den comienzo, ya que el gran número de pruebas que forman la Copa de España, las tan distantes unas de otras localidades que las albergan, así como la falta de idoneidad de las fechas elegidas, hace que posiblemente, el éxito que cabría esperar para una iniciativa de este tipo, no se produzca.

4 Comments:

At 23 de octubre de 2006, 22:29, Anonymous vlaanderen said...

¡Que calaldito lo tenias!

agur bero bat !!!

 
At 24 de octubre de 2006, 20:58, Anonymous Marco* said...

Hola Vlaanderen!

No lo tengo callado, puesto que algunas personas sabían de su confección, pero tampoco es cuestión de ir propagando su existencia, ya que esa tarea por ingrata e incómoda no es de mi interés.

Con este blog tengo la posibilidad de ir recogiendo mis impresiones y plasmarlas ordenadamente y de forma cronológica, para por lado servirme de recordatorio de lo sucedido, ya que con el tiempo lo iré olvidando, y por otro lado, brindar la posibilidad de compartir y leer las modestas impresiones que voy escribiendo.

También, me sirve de lección práctica e introducción en elementos relacionados con la informática totalmente desconocidos para mí, y que lentamente voy asimilando. Y sobre los que además, gustosamente recogería de muy grado ideas y consejos que contribuyesen a mejorar al blog.

Tienes el "dudoso" honor de ser la primera persona que refleja un comentario, por lo cual te estoy agradecido.

Un saludo!

 
At 24 de octubre de 2006, 22:32, Anonymous Vijandi said...

Hola, el calendario de la Copa de España me parece demasiado cargado de pruebas.Con 3 ó 4 hubiera sido suficiente.Quizás se hubiera tenido que copiar como se hace en Francia.Con antelación se hubiera tenido que informar a las Federaciones territoriales cuales eran las fechas con el propósito de liberar un fin de semana por mes para que no hubiera coincidencias con los calendarios territoriales. Un saludo.

 
At 25 de octubre de 2006, 11:38, Blogger Marco* said...

Hola Vijandi!

Muchas gracias por tu intervención. Me es muy grato tener noticias tuyas y poder leer tus siempre consecuentes opiniones.

Sobre lo que comentas, efectivamente lo que sucede en Francia puede ser un perfecto modelo a imitar a la hora de confeccionar un torneo de estas características.

El mal endémico del ciclo-cross, es que siempre se hacen las cosas tarde, y únicamente los estamentos federativos recuerdan que existe un calendario cuando éste está a punto de dar comienzo o incluso cuando ya ha empezado.

Asi por citar un único ejemplo de improvisación de entre los muchos que se podrían extractar ¿qué ciclistas están en disposición de participar en un intervalo de una semana en las dos pruebas internacionales y las dos pruebas de Copa de España que se concentran a principios de Diciembre?

Espero que los responsables federativos, comparando la buena acogida que se ha dispensado a la Copa de España en Octubre, y su más que probable declive en los meses venideros, actuen en consecuencia, y creen un torneo con unas fechas que los ciclistas conozcan anticipadamente y ajustado a la realidad ciclista nacional.

Un saludo!

 

Publicar un comentario

<< Home