24 de enero de 2008

Póquer de ases

Las cartas ya se están barajando y sobre el tapete verde de la localidad italiana de Spresiano-Treviso, todo esta preparado para dar comienzo a la más emocionante partida del año, que a su finalización coronará al Campeón del Mundo de Ciclo-Cross 2008. Situada a poco menos de 30 kilómetros al norte de la turística Venecia, la ciudad italiana será invadida por miles de aficionados ávidos del mejor ciclo-cross.

Para ello, la organización no ha escatimado esfuerzos a la hora de facilitar que los aficionados disfruten del espectáculo, y de esta forma, el acceso al circuito será totalmente gratuito, así como el transporte público hasta el recinto. Nadie quiere recordar la experiencia de Monopoli.

La zona del Centro Deportivo "Lago Le Bandie", es un precioso enclave reconstruido y recuperado para el disfrute de actividades deportivas. Tras quedar expoliada de los materiales que poseía el terreno en sus entrañas para la construcción de la autopista A-27, la cavidad ocasionada con la extracción, pasó a convertirse en un lago que da nombre el recinto.

Adrie Van der Poel ha sido la persona designada para diseñar un circuito de ciclo-cross en el complejo deportivo. No fueron pocas las críticas que cayeron tras la concepción original del circuito, incluso Hanka Kupfernagel se quejaba de que el trazado tenía más similitud con un criterium ciclista disputado sobre hierba, que con una prueba de ciclo-cross.

Con las modificaciones introducidas en el nuevo recorrido, según propósito del laureado ciclista holandés, el vencedor será el ciclista más completo de cuantos se den cita. Sin cambios significativos, puesto que el terreno no da para más, el trazado permitirá rodar a gran velocidad, aunque una serie de pequeñas colinas servirá, con el paso de las vueltas, para dinamitar la prueba. Además, la superficie resbaladiza que se creará con el continuo rodar de las bicicletas durante el fin de semana, hará que la destreza técnica, aunque de forma menos notable que en otras ocasiones, también tenga su importancia. Un detalle del circuito que no se debe pasar por alto, es que la ubicación de la línea de meta está situada en un tramo ascendente, y esto puede ser determinante en la resolución de las diferentes pruebas, ya que se esperan finales apretados.

Los espectadores que no contemplen el espectáculo en directo, podrán disfrutar del gran despliegue técnico que se realizará para ofrecer las mejores imágenes, incluidas cenitales, de un deporte que posee una belleza plástica como pocos. En la línea de lo exquisito, señalar que los diferentes vencedores de cada una de las pruebas, no sólo se llevarán el preciado maillot arco iris a casa, sino que su victoria también será recompensada con una hermosa obra de arte. La escultura "Il Dinamismo" realizada en 1960 por Toni Benetton ha servido de inspiración a su hijo Giovanni y los maestros vidrieros Marco e Italo Varisco para crear un valioso trofeo que recibirán los cuatro ganadores de las diferentes categorías.

A diferencia de otros años y para fortuna del ciclo-cross mundial, no son sólo los ciclistas belgas quienes aparecen como únicos favoritos. Sin ir más lejos, Lars Boom, el talentoso y joven ciclista holandés, parte como el principal candidato al triunfo final. Hace meses que el titular, en caso de victoria del ciclista de Vlijmen, está preparado y es que de obtener la victoria, pasaría a la historia, junto a Radomir Simunek Sr., por ser poseedor de un maillot arco iris de cada una de las categorías del ciclo-cross por las que ha pasado.

El ciclista holandés lo viene avisando toda la temporada, así que un debutante en la categoría sea el máximo favorito no debe coger desprevenido a nadie. Es más, recientemente en Hoogerheide (Holanda), en la última prueba de la Copa del Mundo de Ciclo-Cross antes de la cita mundialista, el espigado holandés ganó de forma insultante, y es que sencillamente atraviesa por un estado de gracia espléndido, y se ha ganado por derecho propio salir como el gran rival a batir.

Su poderoso y encorvado rodar lo hace merecedor de tal distinción, pero bien es cierto que las dudas que ofrece Sven Nijs, tienen mucha culpa de que el joven ciclista holandés esté situado en tan privilegiado pedestal.

Los últimos resultados de Nijs son negativos. El ciclista es incapaz de mostrar la fuerza de la que ha hecho gala durante toda la temporada, y que le permite asfixiar a todos sus rivales con su progresivo ritmo. Lo preocupante en este caso, es que el ciclista ha hecho saltar la voz de alarma, y es que asegura que no es capaz de encontrar una explicación a su bajo rendimiento, y lo que es peor aún, no está mentalmente en las mejores condiciones para afrontar la prueba transalpina.

Pero, para hacer honor a la verdad, no me creo absolutamente nada de lo que dice. Tengo la sensación, que no se podrá confirmar hasta ver las evoluciones de los ciclistas, que el belga está aplicando una clase práctica de lo que se ha dado en llamar "guerra psicológica".

Ante la imperiosa necesidad de tener una mínima libertad de movimientos en una prueba tan compleja como la que presumiblemente se vivirá en Treviso, está consiguiendo crear la duda en sus rivales y eludiendo, en buena parte, las miradas de todos aquellos que lo veían como el gran favorito.

Es probable que haya estado guardando fuerzas para un circuito que, aunque aparentemente sencillo, está lleno de emboscadas. Para conseguir la victoria en un terreno tan rápido como el transalpino, va a necesitar abrir hueco respecto a sus rivales. Sus opciones de victoria bajarán enteros si el ciclista encara el último giro acompañado, puesto a que a pesar de que ciclista de Baal posee una notable punta de velocidad, ésta sigue siendo su asignatura pendiente a la hora de afrontar los metros finales de una prueba de ciclo-cross. En Treviso, hasta que las cartas no estén boca arriba no conoceremos si Sven Nijs se ha marcado un farol.

Pero Bélgica ni acaba ni empieza con la figura de Nijs, sino que Bart Wellens también ha de citarse, sin ningún género de dudas, como ciclista a tener muy en cuenta. A pesar de que el ciclista de Herentals ha realizado una temporada llena de luces y sobras, si en Treviso es capaz de ofrecer la mejor de sus caras, es indudablemente un hombre capacitado como el que más para obtener la victoria, especialmente cuando una prueba como el Campeonato del Mundo puede salvar a un ciclista de su calibre toda una temporada.

Y es que si de ofrecer la mejor cara en todo un Campeonato del Mundo se trata, hay que completar el póquer de ases con la figura del belga Erwin Vervecken. Ciclista especialista como ningún otro en llegar en el mejor momento de forma a la cita más importante del año. Es el actual poseedor del título y ha pasado desapercibido durante buena parte del año, mostrándose lejos del nivel que acostumbra. Parece que próximo a cumplir 36 años, sus numerosas temporadas en la élite del ciclo-cross internacional van pasando factura, aunque con la habilidad para resolver finales apretados y la transformación que sufre cuando de luchar por el maillot arco iris se trata, será una de las ruedas a vigilar.

Si alguien tiene algo que decir, más allá del cuarteto de principales candidatos al triunfo, es el ciclista francés Francis Mourey. Es el as escondido en la manga. El menudo corredor galo de la Française des Jeux llega con una enorme confianza en si mismo. Motivado como ningún otro ante la cita que lleva meses esperando, llega en el mejor estado de forma posible a la cita de Treviso. La temporada pasada ya alzó los brazos como vencedor en este mismo circuito, y tras el revés que supuso su ausencia a última hora en el pasado mundial, el pequeño ciclista llega con la convicción de que puede hacer algo grande.

El resto de rivales, sin el potencial necesario para alzarse con la victoria, salvo sorpresa como la protagonizada por Jonathan Page en la edición pasada, deberán aprovechar las oportunidades que les brinde el desarrollo de la prueba, y ciclistas como Zdenek Stybar, Enrico Franzoi o John Gadret pueden ser aquellos que cambien el destinatario que la lógica ofrece para el maillot arco iris de la categoría reina de estos, a priori, interesantes Campeonatos del Mundo de Ciclo-Cross.

Fotografía: RFEC

Etiquetas: , , , , ,

9 Comments:

At 26 de enero de 2008, 0:30, Blogger Marco* said...

Hola!

Las apuestas en Unibet.com dicen lo siguiente de cara al vencedor de la prueba:

Sven Nijs - 2.25
Lars Boom - 3.00
Bart Wellens - 5.00
Francis Mourey - 6.00
Erwin Vervecken - 15.00
Zdenek Stybar - 20.00
Enrico Franzoi - 35.00
Sven Vanthourenhout - 40.00
John Gadret - 45.00
Klaas Vantornout - 50.00

Un saludo!

 
At 26 de enero de 2008, 1:19, Anonymous Tomás said...

¿Crees que Nys ha estado haciendo teatro estas últimas carreras y utiliza la guerra psicológica? No es el estilo de la casa. A mi me parece una persona muy noble y exento de malicia. De hecho, ayer declaró a Sporza que había se había empleado a fondo en el entrenamiento del miércoles y que se había encontrado mejor y más optimista. Si hubiese querido aplicar la guerra psicológica no hubiera declarado éso. Creo que el problema de Nys es que lo corrió todo entre Navidades y Reyes. Eso es lo que dice su preparador. Pero, bueno, es tu impresión y yo tengo la mía, que tampoco es que le conozca a Nys de toda la vida. En todo caso, ya hablaremos el domingo.

Por otra parte, Dlask es forfait (no se recupera de su caída de primeros de diciembre) mientras Groenendaal es seria duda por un virus.

 
At 26 de enero de 2008, 12:11, Blogger Marco* said...

Hola Tomás!

Sinceramente más que una impresión, es un intento por buscar una explicación.

No es normal que tenga la oportunidad de el 6 de Enero ganar en Hofstade el Campeonato de Bélgica por un estecho margen con respecto a Wellens, Albert y Vervecken, para luego en Liévin y Hoogerheide quedar más retrasado que nunca.

Es más, con sus últimas actuaciones en la mano, no está ni para entrar entre los diez primeros.

No es que realmente Sven Nijs haya querido quedar retrasado intencionadamente, sino que en vista de que luchar por la victoria no iba a ser tarea sencilla, pues quizá decidió levantar el pie y reservarse para Treviso. En Hoogerheide si marcó el ritmo durante el comienzo de la prueba, y luego finalmente estuvo muy lejos de Boom. Quizá el esfuerzo de luchar por esa victoria, cuando ya ha ganado todos los torneos habidos y por haber, era innecesario de cara a la cita transalpina, no en vano, el año anterior fue él quien arrasó allí al igual que ha hecho Lars Boom este año.

Si Sven Nijs está lejos de la victoria, pues diremos que no estaba como acostumbra, y si lucha por la victoria hasta el final, entenderemos que había algo "raro" en sus últimas actuaciones.

El desconcierto con este ciclista me ha llegado cuando ha hablado de que mentalmente no afronta la prueba con garantías, y es que no son pocos los años en los que el ciclista fracasa en la cita mundialista.

También se habla del factor olímpico en su preparación, pero realmente sólo él y su entorno saben lo que sucede.

Saldremos de dudas el domingo.

Un saludo!

 
At 26 de enero de 2008, 20:22, Anonymous Igor. said...

Hola.

Buena entrada premundial,ya se me están poniendo los dientes largos.

El pasado domingo tuve la oportunidad de estar en Hoogerheide, hace tiempo que queria ver una carrera en Bélgica y verdaderamente merece la pena hacer el viaje.

Desconozco el número de personas que nos acercamos al circuito pero ya desde primera hora de la mañana se notaba la marea de gente, si bien esperaba disfrutar con la carrera reina mi sorpresa fue el gran nivel de los junior, muy buenos algunos franceses y chechos.

La carrera Sub-23 fue dominada desde el principio por Albert con lo que perdio algo de emoción pero se pudo ver detalles que a más de uno nos dejaron impresionados.

Las chicas, muy buenas tecnicamente casi todas por no decir todas, esta carrera la estuve biendo en la bajada peligrosa del circuito y aunque esperaba ver a muchas en apuros no fue así, ya que dominaban la situación a la perfección.

Hay mucha diferencia tecnicamente con las de aquí. No se si es que no soy objetivo pero tengo la impresión de que una ciclista como Jone Mujika no lo hubiera hecho nada mal en Hoogerheide el domingo pasado.

Mi opinión sobre la prueba reina es que Sven levanto el píe adrede, se le vio levantar la cabeza por encima del público e intentar ver como transcurria la carrera cuando ya rodaba en posiciones
"retrasadas" como si la carrera ya no fuese con el y se limito en rodar y completar las vueltas restantes.

Lars Boom tremendo y Wellens y Vervecken mostraron tal combatividad que uno tiene la sensación de que el ciclocross existe por que hay ciclistas como estos y no a la inversa.

Como detalle curioso comentar que vi como le inchaban las ruedas a Lars Boom antes de correr y el manómetro digital marco 1450 grs. atras y 1350 grs en su rueda delantera, hay que tener en cuenta que "patee" todo el circuito y no vi ningún sitio donde se podía pinchar puesto que el circuito holandes era una autopista de hierba y barro, nada de piedras, bordillos o cosas raras.

Apartando a los favoritos por los que todos apostariamos me gustaría destacar a John Gadret ya que le vi muy seguro en carrera y tengo la impresión de que lo va a hacer muy bien en Treviso. No levantaba la expectación ni se reunia la mitad de gente alrededor de su camión como lo hacian otros corredores belgas pero luego en carrera estuvo al nivel de los mejores.

Sobre los corredores de aquí en el mundial no espero nada que no nos hayan ofrecido anteriormente excepto de Hermida que le veo cerca de la decima plaza, animos para todos ellos.

Saludos.

 
At 27 de enero de 2008, 0:00, Blogger Marco* said...

Hola!

Igor: Vaya expedición que hubo a Bélgica, la verdad es que no la esperaba de forma tan masiva. Así en la prueba de Iraeta no había "nadie"....

Para la carrera de mañana tendremos en la línea de salida a 64 participantes. Quitemos unos cuantos que deben estar obligatoriamente detrás de los nuestros, y son candidatos a no finalizar la prueba sin vuelta perdida.

- Martin Vestby (Noruega)
- Jens Westergren (Suecia)
- Fredik Ericsson (Suecia)
- Magnus Darvell (Suecia)
- Gusty Bausch (Luxemburgo)
- Mike Carrigan (Canadá)
- Osmond Bakker (Canadá)
- Aaron Schooler (Canadá)
- Keichi Tsujiura (Japón)
- Masanori Kosaka (Japón)
- Paul Oldham (Gran Bretaña)
- Robert Jebb (Gran Bretaña)
- Joachim Parbo (Dinamarca)

Ciclistas que representan lo más exótico de la categoría élite, y deben ser los ciclistas que veamos ocupar los últimos lugares. Son 13 ciclistas.

Así que ya como mínimo y para no sacar un muy deficiente, nuestros representantes han de clasificarse entre los 51 ciclistas restantes.

Por delante, la pelea por las medallas será una lucha, en que es impensable que se puedan mover ciclistas, que salvo sorpresa mayúscula no se llamen:

- Lars Boom
- Sven Nijs
- Francis Mourey
- Erwin Vervecken
- Bart Wellens

Y junto a ellos, los ciclistas que estarán prestos a robar el protagonismo de estos cinco señalados, y que son los candidatos a alcanzar medalla si alguno falla o incluirse entre los diez primeros

- John Gadret
- Enrico Franzoi
- Sven Vanthourenhout
- Zdenek Stybar
- Klaas Vantornout
- Richard Groenendaal
- Kevin Pauwels

Algunos son duda, otros arrastran problemas que le pueden pasar factura, pero son los candidatos a ocupar las diez primeras plaza.

Es decir, que en teoría los ciclistas españoles se han de mover entre los puestos 12 y 51.

Por detrás de la estela de las principales figuras del ciclo-cross nacional, otro ramillete de ciclistas que si bien en ocasiones son capaces de codearse de poder a poder con ellos, en principio no es una constante a lo largo de la temporada.

- Radomir Simunek
- Gerben De Knegt
- Al Thijs
- Jonathan Page
- Dieter Vanthourenhout
- Steve Chainel
- Christian Heule
- Jose Antonio Hermida
- Simon Zahner
- Petr Dlask

Aquí aparece el primero de los nuestros, que debería rondar las plazas del 12 al 22. Todo lo que sea superar la posición de la temporada pasada, se debe considera como de sobresaliente, especialmente si está más cerca de la décima posición que de la vigésima. Tendremos que estar muy atentos a si va a realizar una salida arriesgada, puesto que saliendo de atrás, los primeros metros del recorrido son ideales para adelantar posiciones.

- Marco Aurelio Fontana
- David Derepas
- Wilant Van Gils
- Marek Cichosz

Ciclistas clásicos que están en la barrera de la vigésima posición, y que dependiendo el día, como puede ser la motivación de Fontana, pueden rendir a un buen nivel.

Es decir, que son los 26 primeros ciclistas, que a priori pueden clasificarse, y es aquí donde deberían incluirse el resto de representantes nacionales, como para entender que han tenido un buen resultado.

El resto de los ciclistas que participan, se dividen en dos bloques. Aquellos que lucharán por entrar entre los 30 primeros, donde deberían incluirse los tres ciclistas españoles para cumplir, es decir, no más retrasados de la posición 36ª, y el grupo de ciclistas que luchará por no ser parte del grupo exótico de ciclistas del mundial, o lo que es lo mismo, el suspenso para los ciclistas españoles.

Grupo del 27 al 36

- Maarten Nijland
- Marco Bianco
- Nicolás Bazin
- Julian Belgy
- Pirmin Lang
- Tim Johnson
- Mariusz Gil
- Kamil Ausbuher
- Zdenek Mlynar
- Malte Urban


Resto de ciclistas

- Finn Heitmann
- René Binkerfeld
- Johannes Sickmuller
- Maros Kovac
- Robert Glajza
- Vadav Metlicka
- Milan Barenyi
- Jeremy Powers
- Marcel Wildhaber
- Michael Müller
- Luca Damiani
- Alessandro Gambino

Siempre habrá corredores que se retiren, averías, etc..., pero puede ser una tabla rasa por donde medir, aunque sobra decir, que pueden existir tantas varas de medir, como personas opinando.

Un saludo!

 
At 27 de enero de 2008, 1:42, Anonymous NYSconY said...

Hola Marco*

Excelente previa.

Sólo una matización: colocas al luxemburgues Gusty Bausch en el grupo de los “exóticos” y éste hombre suele terminar las Copas del Mundo, donde es un habitual, en los puestos del 35 al 40. Vamos, que yo lo he visto peleando a brazo partido con los Seco y Suárez, por mejorar una plaza en un Mundial o Copa del Mundo.

Saludos

 
At 29 de enero de 2008, 18:30, Blogger Marco* said...

Hola Nyscony!

Bausch está colocado en el grupo de los exóticos por su nacionalidad luxemburguesa, y por sus resultados que nunca van más allá de ser doblado o perder una minutada en pruebas de Copa del Mundo.

¿En ocasiones se ha codeado con Seco o con Suárez? Pues realmente por demérito de los españoles, que no por una mejora en las prestaciones del luxemburgués.

A Seco o Suárez aunque puedan ocupar posiciones retrasadas en determinadas carreras, si estamos en disposición de pedirle más, cosa que no sucede con el Bausch.

Un saludo!

 
At 29 de enero de 2008, 21:33, Anonymous NYSconY said...

Hola Marco*,

Aun siendo de un lugar “exótico”, sigo sin apreciar grandes diferencias entre Bausch (42º en el Mundial) y los nombres que incluyes en el grupo “Resto de ciclistas”:

Finn Heitmann (38º en el Mundial),
René Binkerfeld(47º),
Johannes Sickmuller (49º),
Maros Kovac (39º),
Robert Glajza (34º),
Milan Barenyi (19º),
Jeremy Powers (27º),
Marcel Wildhaber (37º),
Michael Müller (45º),
Luca Damiani (35º) o
Alessandro Gambino (33º),
corredores, por otra parte, de muy diversas características.

Saludos.

 
At 29 de enero de 2008, 21:51, Blogger Marco* said...

Hola!

Si, estoy de acuerdo que podía formar parte del grupo que señalas, como alguno de esos ciclistas encuadrarlo dentro del grupo de "exóticos".

Y de la misma forma a Milan Barenyi (acostumbra a dar lo mejor de si mismo siempre en el mundial) se le puede incluir en un grupo superior.

También me sorprendió gratamente la actuación del sueco Magnus Darvell, así que para próximas ediciones, habrá que estar atentos a estos ciclistas nórdicos que proceden el Mountain Bike, así como habrá que hacer más grupos, para ubicar a los diferentes ciclistas.

Un saludo!

 

Publicar un comentario

<< Home