28 de enero de 2008

Veni, vidi, vici

Veni, vidi, vici. Estas tres palabras quizá constituyan el parte de guerra más corto que se haya escrito jamás. Julio César usó esta frase dirigiéndose al senado romano, describiendo con ella su victoria, sobre Farnaces II del Ponto, en la Batalla de Zela. El comentario, un tanto lacónico -traducido «vine, vi, vencí»— servía por un lado para proclamar la totalidad de la victoria de Julio César como para recordar al senado su destreza militar.

En la guerra sin armas que es el ciclo-cross, el holandés Lars Boom ha hecho propia la frase del líder militar y político romano. Además no en una batalla cualquiera, sino en la más importante de cuantas se disputan en la bella especialidad ciclista invernal.

El joven talento holandés ya avisaba de sus intenciones hace un año. Tras conquistar el maillot arco iris en Hooglede-Gits dentro de la categoría Sub´23 lo anunciaba sin titubeo alguno. Y es que, una vez finalizada su estancia en la categoría, se marcaba el objetivo ahora dentro la categoría Elite, de conquistar de nuevo el campeonato del mundo, para de esta forma, dar por cumplido su objetivo en el mundo del ciclo-cross y centrarse en el ciclismo de ruta. Llegar a la cima en el ciclo-cross para intentar averiguar cual es el techo en la ruta. Así de simple y complejo al mismo tiempo.

De cualquier otro ciclista, bien pudiéramos pensar, que en un momento de excitación por la victoria, las palabras exclamadas son fiel reflejo de un período de locura transitoria. O mejor dicho, de incontinencia verbal, propia de un joven, que aún tiene todo un mundo por descubrir. Pero no es el caso de Lars Boom, este ciclista no es como los demás.

Boom llegaba como uno de los grandes favoritos a Treviso. Posiblemente el más favorito de todos, y cumplió con los pronósticos. A decir verdad, su victoria no se gestó de la forma autoritaria que había demostrado en sus últimas actuaciones, y es que el campeonato del mundo es una carrera diferente, incluso para aquel que llega como favorito.

Salió desde la mismísima salida, decidido a ir a por la victoria, abriendo un hueco, que nos hacía pensar que salía decidido, a resolver por la vía rápida la carrera. Sorprendentemente, el intento fue abortado por un ciclista inesperado, el joven italiano Marco Aurelio Fontana, que hizo sencillamente una carrera brillante.

Llama la atención la motivación que encuentra la
Squadra Azzurra cuando compite en territorio transalpino y especialmente cuando la prueba posee la significativa relevancia de la celebrada en Treviso. Dan todo lo que se espera de ellos y más, y ese fue sin duda el caso de Marco Aurelio Fontana que realizó una carrera que ni el mismo hubiese imaginado momentos antes de salir.

Se esperaba a Enrico Franzoi como ciclista italiano con posibilidades de codearse con lo más granado del pelotón internacional, pero Fontana era el ciclista, para deleite de los aficionados locales, que marcaba el ritmo de la prueba en sus primeras vueltas.

El ritmo, siendo vivo, no era asfixiante. Esto posibilitó la formación de un gran grupo cabecero, que superaba la veintena de unidades. Inaudito a la vez que maravilloso, poder contemplar como el abanico de posibilidadades al triunfo era más amplio que nunca, y asi mismo, espectacular observar la destreza técnica y el equilibro de los ciclistas ante la sorprendente masificación.

No tuvieron la fortuna los ciclistas españoles, cuya salida condicionó las posibilidades de optar con mayor facilidad a enlazar con el grupo de cabeza. Curiosamente, los ciclistas ya salían más atrás de lo que deberían haber salido, por no estar computados los puntos del Campeonato de España, la prueba donde más puntos pueden obtener los ciclistas españoles. Otro dato más que añadir al cúmulo de despropósitos federativos que tiene este país.

Por delante y cubierto el primer tercio de carrera, los ciclistas ya se habían sacudido los nervios iniciales, así como Fontana había conseguido calmar su fogoso ímpetu inicial. La relativa calma se vió alterada por el ataque de Radomir Simunek Jr., con la intención de desperezar al grupo, y sorprender a sus rivales.

La realidad, es que los ataques no pasaban más allá de ser fuegos de artificio a estas alturas de la prueba, ya que enseguida el grupo abortaba cualquier intento, gracias a la altruista labor de Fontana y a dos ciclistas, que ya comenzaban a demostrar que eran los más fuertes de la prueba, Francis Mourey y Lars Boom.


Así, a pesar de la aparente clama, la tensión se palpaba dentro del grupo, y ello hacía que el ritmo se ralentizase en las zonas menos complicadas del circuito. Tal circunstancia imposibilitaba que el grupo se fraccionase, y superado el ecuador de la prueba, el grupo de corredores que transitaba en pelotón seguía siendo igual de numeroso.

Intentonas de Zdenek Stybar, Klaas Vantornout, incluso de Sven Nijs se puedieron observar mediada la prueba, pero simplemente servían para fraccionar momentaneamente el grupo y no para descolgar a ciclistas. Siguiendo ésta dinámica vuelta tras vuelta, la carrera tuvo un punto de inflexión inesperado.

Ya inmersos en la séptima vuelta de las nueve que finalmente tendrían que completar los ciclistas, cuando la cabeza de carrera rodaba por una bajada sin aparente dificultad, el galo Francis Mourey se fue al suelo al perder el control de su bicicleta. Ahí acabaron sus posibilidades reales de coronarse campeón del mundo. El año pasado se quedó sin participar en el mundial por una caída previa a su participación en al mundial, cuando se encontraba en el circuito reconociendo con su bicicleta el trazado. En esta ocasión, la diosa fortuna, ha querido que se quedara a poco más de un cuarto de hora de alcanzar su sueño, o al menos, de intentarlo hasta el último momento.


Volverá, sin lugar a dudas, a intentarlo ya que sabe que tiene opciones reales de hacer algo grande en el mundo del ciclo-cross. Treviso podía haber sido ese lugar especial, pero a buen seguro que el destino sabrá recompensar su cúmulo de desgracias en los mundiales.

Y si de infortunios mundialistas hay que hablar, pues Bart Wellens no tiene nada que envidiar a Mourey. Sin quererlo el ciclista belga, al igual que en la edición pasada, se volvió a ver implicado en la caída determinante, lo que mermó sus posibilidades finales, aunque a decir verdad, en ningún momento se pudo observar al ciclista con posibilidades de luchar por algo importante.

La caída hizo que el nerviosismo cundiese dentro del grupo y comenzaron a desatarse las hostilidades cuando quedaba poco menos de un cuarto de hora para concluir la prueba. La presencia francesa no desapareció con el abandono de Mourey, puesto que John Gadret, dejó constancia de su presencia en carrera, realizando su intento de ir en solitario a por la victoria. El ciclista galo comprobó metros más tarde, que la conquista del triunfo no estaba a su alcance, al ser engullido por el grupo.

En el ciclo-cross actual, los ataques se amparan en un violento cambio de ritmo y una veloz continuación. Fructífero movimiento cuando el terreno permite que la continuación ponga en dificultades cualquier intento por realizar una persecución. Pero en un circuito como el de Treviso no se daba tal circunstancia. En la localidad italiana hizo un magnífico día climatológicamente hablando, y esto añadido a un trazado que no permitía encadenar zonas comprometidas para hacer más contundente un ataque, posibilitaba una mínima organización para abortar cualquier intento de emprender la marcha en solitario. Siempre es más fácil destruir que crear, y con el protagonismo que cobró
le strade bianche en el diseño del trazado, resultaba muy complicado romper el grupo.

Richard Groeneendaal y Sven Vanthourenhout también buscaron su oportunidad a falta de una vuelta pero también les resultó imposible.
Sólo, cuando Lars Boom se decidió a ir a por el triunfo, el grupo se rompió en mil pedazos. Y sin mediar un ataque, sólo imponiendo su poderoso rodar, abrió un hueco suficiente como para llegar sólo a meta sin que nadie pudiese hacer nada por evitar su victoria.

Por detrás, Erwin Vervecken lideraba la persecución, con Zdenek Stybar y Sven Nijs a su rueda. En el sprint se impuso, el no menos joven Stybar, al igual que Boom debutante en la categoría, obteniendo de esta forma la medalla de plata. Con el bronce se tenía que conformar Sven Nijs, que en ningún momento dio síntomas de flaqueza a diferencia de lo mostrado en las últimas en las que había competido. Se quedó sin el maillot arco iris, simple y llanamente debido a que había un ciclista más fuerte que él, Lars Boom, que curiosamente estaba en su mismo equipo.

Y digo equipo y no selección, puesto que Vervecken fue el único de los ciclistas que intentó dar caza al ciclista holandés, mientras que Nijs en ningún momento ofreció colaboración alguna. Da la sensación que para los ciclistas belgas, cualquier ciclista merece ser el vencedor, antes que otro compatriota. Cuestiones de rivalidades comerciales, y herencia de temporadas de luchas fratricidas sin cuartel.

El veterano ciclista belga, jugó perfectamente sus bazas, conocedor de que la carrera se jugaría en las últimas vueltas, pero no puedo responder como a él le hubiese gustado al ataque de Boom. Pero como no podía ser menos en un mundial, Erwin Vervecken volvió a cumplir como lo hacen los grandes.


Por detrás del cuarteto que se jugó las medallas, las dos sorpresas del día, con un apretado sprint, en el que Radomir Simunek Jr. se imponía a Marco Aurelio Fontana y a Sven Vanthourenhout. Mientras Christian Heule hacía lo propio con John Gadret y Klaas Vantornout para completar las diez primeras plazas.

En cuanto a los españoles, satisfacción en el rostro de Isaac Suárez, por la carrera desarrollada. El sabe mejor que nadie que significa una prueba de este calibre y especialmente como debe ser afrontada. No salió nada mal a pesar del lugar desde el que partía, entre otras cosas, por adelantarse en la salida unas posiciones mostrando un toque de pillería que no dudó en imitar también Hermida. Pero desgraciadamente no tuvo la fortuna de enlazar con el gran grupo. Buscó la rueda que le marcara el ritmo, y con la sapiencia que posee a la hora de calibrar las posibilidades de sus rivales, se soldó magníficamente a la estela del eslovaco Milan Barenyi y a la del italiano Marco Bianco e hizo una carrera en la que siempre tenía a la vista al grupo que iba a luchar por las medallas.

No nos engañemos, que a pesar de los escasos márgenes, las opciones de unos y otros eran abismales, incluso de los que iban en el gran grupo, pero a buen seguro que a Isaac Suárez su actuación le ha supuesto un espaldarazo contundente en su identidad como ciclista, así como le ha posibilitado acallar con este resultado, cualquier voz que dudaba de su presencia en Treviso.

La vigésimo segunda posición alcanzada por Isaac Suárez es como para estar satisfechos de lo mostrado por el ciclista cántabro. De la misma forma se puede hablar de la vigésimo quinta plaza conquistada por Jose Antonio Hermida. Quizá pueda parecer que su resultado sabe a poco, tras las esperanzas que había depositadas en él de alcanzar un resultado mejor que a la ya de por si excelente decimoséptima posición lograda en Hooglede-Gist en su debút mundialista.

Pero su arriesgada salida, le ocasionó una caída, sabedor de que con el hándicap de salir tan retrasado, estaba obligado a acceder a las posiciones de cabeza lo antes posible. En el ciclo-cross donde cabe uno no caben tres, y los pequeños problemas en forma de caídas sin consecuencias y enganchones en los primeros metros de las pruebas tan importantes, acostumbran a ser habituales.

Desgraciadamente, averió su maneta del cambio, y se vio obligado a hacer una heroica remontada desde las últimas posiciones. Quizá de haber entrado en el grupo de cabeza en las primeras vueltas, ahora estaríamos hablando del gran ciclista que es Jose Antonio Hermida por conseguir sorprender a propios y extraños con otro nuevo gran resultado, pero lo que realmente hace grande a un corredor como Hermida, es su actitud y saber estar en carrera.

Sabe que es y que significa un mundial, y no hay contratiempo que altere su más que demostrada competitividad e inequívoca determinación. Esa actitud es la que le hace grande, entre otras cosas, y es como para estar disfrutando de la suerte que tiene el ciclo-cross español al haber conquistado para su causa a un ciclista del calibre que posee el catalán.

Transitando sin opciones a un puesto decoroso completaron su concurso mundialista los otros dos ciclistas que completaban la selección nacional. Javier Ruiz de Larrínaga se clasificó en la trigésimo sexta posición, ubicación que frecuentó prácticamente a lo largo de toda la prueba. Se le observó fuera de lugar, superado por la situación y sin ser capaz de afrontar el reto que supone todo un mundial de ciclo-cross. Ya desde la salida, cuyo inicio le pilló a contra pie, se veía que le faltaba algo para dar todo lo que llevaba dentro, que era bastante más de lo que demostró.

Pagó la inexperiencia. Quedarse corriendo pruebas locales y acumular victorias, mientras otros marchan a correr pruebas internacionales, tiene como consecuencia situaciones como la experimentada en Treviso.

Nervioso en Igorre, y de nuevo en la misma línea en Treviso. Pero, para ser fieles a la verdad, es un corredor que ha crecido en la especialidad como ningún otro, y a buen seguro que el año que viene, con el cúmulo de experiencias y sensaciones vividas durante la temporada de ciclo-cross, responderá como se espera de él.

Unai Yus fue el que deparó el peor de los resultados para el cuarteto de ciclistas españoles con su decepconante quincuagésima quinta posición final. Si a Isaac Suárez su actuación le sirvió para reivindicarse, al veterano ciclista alavés el resultado más bien le ha significado lo contrario. Era un ciclista, a tenor de las palabras de David Seco, que no deseaba incluir el seleccionador nacional, y cuya participación se debía a una imposición de Iñaki Iglesias, por su implicación en la Copa de España.

La realidad es que situaciones de este tipo deben quedar al margen cuando uno es el integrante de la selección, y analizando su actuación, hay que decir que el ciclista alavés no fue ni sombra del ciclista que es. No se esperaba de él que rodase junto a Suárez o Hermida, pero ni mucho menos se esperaba verlo permanentemente durante toda la prueba en los últimos lugares.

Lo más descorazonador de su actuación, fue que la capacidad de reacción que ha demostrado a lo largo de la temporada cuando se ha visto sometido al infortunio, no hizo acto de presencia en un escenario tan importante como el transalpino, cuando ha sido el santo y seña del comportamiento del ciclista a lo largo de la temporada. Mal sabor de boca el que dejó y evidentemente el que le quedó a él.

En definitiva un bonito mundial donde Lars Boom, pasa a la historia al igualar a Radomir Simunek Sr. en lograr la gesta de obstentar los títulos de campeón del mundo en la categoría Junior, Amateur (Sub´23) y Profesional (Elite). Ahí queda eso para el que venga detrás.


Etiquetas: , , , , , , , ,

25 Comments:

At 29 de enero de 2008, 18:35, Anonymous tigre said...

Very well¡¡¡ Nada que discutir, solo añadir que los momentos previos de Larrinaga en igorre fueron de infarto con el tema del control sorpresa. Sobre la española mejor no hablar, hablar de Federaciones en españa, euskadi etc es hablar de una panda de incompetentes (en plan blando) terrible. Me hubiese gustado ver la actuacion de Hermida y Suarez con una salida donde les corresponde para ver donde hubiesen terminado de haber afrontado la primera tromba y el posterior reagrupamiento. En fin una pena.

 
At 29 de enero de 2008, 18:50, Anonymous iñaki said...

Hola Marco*!
Bonita cronica y ceñida a la realidad. Solo quiero remarcar un par de detalles. Es imposible obtener buenos resultados cuando ni siquiera se parte de la posicion que a uno corresponde, creo que no es la primera vez que la RFEC comete errores en los mundiales, se llenan la boca argumentando falta de nivel en los ciclocrossistas estatales pero ellos se encuentran a un nivel infinitamente inferior a cualquiera de los participantes de la selección.
En cuanto a la carrera, la experiencia acumulada en otros mundiales por corredores como Isaac o Jose Antonio se vio claramente reflejada durante toda la carrera, mientras que Loyo afrontaba su primer mundial y corria como en Euskadi. De todas maneras considero que la actuacion de Javi fue cuando menos decorosa y estoy seguro que la experiencia le servira para mejorar de cara a futuras citas internacionales. El mismo admitio que quizas en temporadas venideras tendra que plantearse correr carreras internacionales.
En cuanto a Unai Yus, un unico comentario: NO se merecia ir al mundial, a pesar de ser el que más experiencia mundialista tenia en ciclocross en ningun momento demostro estar a la altura. Por supuesto ya se ha excusado con pincahzos, caidas...

Agur bero bat!!

 
At 29 de enero de 2008, 19:00, Blogger Marco* said...

Hola Tigre!

El tema de Javier Ruíz de Larrínaga y David Seco en Igorre es otra medalla más a incluir dentro de los méritos federativos. Muchas veces pienso, que incluso intentándolo hacer queriendo, es imposible que salga peor. Lo mas triste, es que ya ni se ponen, colorados.

¿Qué cara se le tienen que quedar a los ciclistas españoles cuando tienen que salir más retrasados de lo normal debido a un descuido federativo?

Suárez fue listo y se abrió paso entre las vallas y pudo salir alguna posición más adelantada. Hermida como estaba detrás aprovechó a seguirle. Unai Yus eligió para salir la peor de las opciones, la central, y Javier Ruiz de Larrínaga estaba un tanto despistado a la hora de salir.

Es normal, que compartiendo todos prácticamente la misma trazada, se produzca alguna caída, normalmente sin consecuencias, pero cuando supone una avería como a Hermida, pues cambia la historia.

Posiblemente de haber conocido como se iba a desarrollar la prueba (dice el refrán que "después de visto todos somos listos") no hubiese arriesgado tanto, ya que el grupo era inmenso.

Pero se marcaron una gran carrera, y eso pienso que dejaron un buen sabor de boca. No tuve la misma sensación de lo que ha sido siempre la tónica general de las actuaciones mundialistas en los últimos años.

Me gustó Izagirre, lástima que con su próxima presencia en la Challenge Vuelta a Mallorca junto al pelotón profesional, esté cada día más cerca de abandonar el ciclo-cross, y también, por supuesto, Suárez y Hermida.

Con Hermida aferrado al grupo desde las primeras vueltas, es muy probable que hubiese conseguido un resultado brillante. Maneja muy bien ese tipo de situaciones.

Por cierto, que mediada la prueba, y gracias evidentemente al parón cabecero, Suárez y Hermida hiceron las vueltas más rápidas de todos los partipantes. Dato interesante.

Y la más rápida de todos los participantes, la última de Boom. Curioso dato tras una hora de esfuerzo.

Un saludo!

 
At 29 de enero de 2008, 19:24, Blogger Marco* said...

Hola Iñaki!

Evidentemente los resultados de los ciclistas españoles no son buenos. Es cierto que las federaciones condicionan en cierta medida los resultados, como en los casos citados, pero no dan pedales.

Japón hace bien las cosas en materia federativa, incluso sorprende su apuesta internacional con ciclistas tan veteranos, y sus resultados siguen siendo anónimos.

Más que hablar de experiencia mundialista, en lo referente a Hermida o Suárez, hay que decir experiencia internacional.

Hermida se ha jugado en multitud de ocasiones "cosas más serias" y tiene un saber estar, que a parte de su brillantez como ciclista en todos los sentidos, se lo dan ese tipo de citas. Esas sensaciones del Mountain Bike son aplicables al Ciclo-Cross, y este es el caso de Suárez.

Seguro que Javier Ruiz de Larrínaga no conoce quienes eran los ciclistas que pedaleaban junto a él. Sin embargo, Suárez conoce a Bianco o Barenyi como si fuese un corredor nacional con el que compite todos los fines de semana.

El ciclista de Amézaga de Zuya tiene que saber que es lo que quiere. Tengo la sensación que va a crecer como ciclista en la especialidad, y creo que es el momento de intentar dar un paso más adelante, puesto que uno de los objetivos de un ciclista, creo que debe ser la búsqueda de la superación continua.

Igorre, Asteasu, Valencia e Ispaster deben estar marcadas de color rojo en su calendario. Evidentemente, interpreto que se crecimiento, hará que sin duda alguna, se haga merecedor de acudir al mundial, así que añadir alguna participación en un par de pruebas de la Copa del Mundo, no estaría nada mal dentro del calendario del ciclista alavés.

Por cierto, eso posiblemente haga que tenga menos victorias en su palmarés, pero espero que la gente tenga los pies en el suelo, y valore la importancia de intentar incluirse entre los veinte primeros en una prueba de la Copa del Mundo, en lugar de destacar, victorias insulsas como la de Iraeta.

Yo no era partidario de incluir a Yus en la selección, pero siendo sinceros tampoco soy de la opinión que algún otro ciclista, hubiese realizado una prueba a la altura de lo realizado por Suárez o Hermida.

Lo decepcionante fue su actitud. No es algo que tras lo visto esta temporada se esperase de él, ya que verse superado por ciclistas de Suecia, Gran Bretaña o Canadá no tenía que haber sucedido. Tiene más piernas que para estar donde finalmente acabó.

Tormentosa temporada la que ha vivido, que sin duda lo hará reflexionar. Quizá haya sido su última participación mundialista.

En cuanto a las excusas, tienen su sentido en pruebas como la de Elorrio, donde cae y luego sigue de forma incesante en busca de la cabeza, o para situaciones como la de Hermida, que se ve el último y hace una remontada espectacular.

Verse retrasado y continuar aún más retrasado, no tiene excusa.

Un saludo!

 
At 29 de enero de 2008, 19:31, Blogger Marco* said...

Hola!

Curiosidades tras el Mundial, y es que Mario De Clerq selló el compromiso entre los ciclistas de la República Checa, Lubomir Petrus y Lukas Kloucek y el equipo Sunweb-Projob.

Kloucek empezará a vestir los colores amarillos del equipo en poco más de un mes, una vez concluida la temporada de ciclo-cross y el juvenil Petrus, un año después de que lo haga su compatriota.

Un saludo!

 
At 29 de enero de 2008, 19:40, Anonymous max said...

Buenas:

Para empezar, el tema de los puntos no computados del campeonato de España es la gota que colma el vaso. El responsable de este olvido, solo por respeto a los corredores debe dimitir inmediatamente.
Segundo, Bastante se discutió de la no inclusión de feminas en la selección, lo único que espero que la mujer del señor iglesias se pagara su billete y estancia (tema bastante dudoso). Pla pagó de su bolsillo la estancia de su mujer.
Por lo demas el mundial del Lago de Bandie era mi primer mundial de ciclocross como espectador, y lo único que puedo decir es que en los sucesivos alli estaré. Se respira un ambiente increible, convirtiendose en toda una fiesta, en la cual puedes conocer un monton de seguidores de otros corredores...
El mundial a pesar de por momentos parecer un criterium de carretera,
como bien dice Marco fue magnifica por la gran cantidad de alternativas. Sobremanera me impresiono Marco Aurelio Fontana, realizando un derroche grandisimo, estando en casi todos los ataques y alcanzando una buenisima sexta plaza final. Como consecuencia de cada ataque de Fontana los tifosi italianos explotaban de alegria subiendo los decibelios por encima de lo permitido.
Lars Boom realizó una inteligente carrera, demostrando que pese a ser su primer mundial elite, tener una madurez tanto física como mental a la altura de los grandes campeones.
Suarez. muy bien, cerrando bocas.
Hermida:sin suerte pero haciendo una prueba gran carrera,marco el mejor registro de todos los participantes en la cuarta vuelta. O mejor dicho fue el mas rapido en esa vuelta.
Larrinaga: el puesto cosechado por el bravo corredor de amezaga puede parecer malo pero tratandose de su primera participación mundialista no está nada mal. Saliendo desde atras adelanto a bastantes corredores. En sucesivos mundiales seguro que lo vemos más adelante.
Yus: no tuvo su día, problemas mecánicos lo descentraron por completo dando una pobre imagen.
Destacar el magnifico mundial realizado por Gorka Izagirre alcanzando una meritoria plaza 22.

Geroarte.
Larrinaga:

 
At 29 de enero de 2008, 19:43, Anonymous max said...

Disculpen por los errores, es lo que tiene escribir desde el trabajo.

 
At 29 de enero de 2008, 21:55, Anonymous ekimov said...

Hola Marco*!
Ignoro cómo analizas la carrera, si aparte de en vivo te metes el video repetidas veces, ya que a mi al menos se me escapan muchos de los detalles. Espléndida crónica.
Y después de la flor, la (pequeña) bofetada purista. "Vinci" es italiano (io vinco, tu vinci..), mientrás que la locución latina es "Vini, vidi, vici".
¡Que sirva de acicate para seguir escribiendo!
Un saludo!

 
At 29 de enero de 2008, 22:13, Blogger Marco* said...

Hola Max!

Me llama la atención, la tan manida costumbre de llevar a las "mujeres" al Mundial. ¿Alguien se lleva a su mujer a su lugar de trabajo?. No lo entiendo, independientemente de quien apoquine el gasto del billete.

Sobre la observado en el circuito de Le Bandie, el ambiente no era ni mucho menos el que se vivió en Hooglede-Gits y presumiblemente si vas a Hoogerheide te darás cuenta de que es otro ambiente distinto.

Sigo sin explicarme la actuación de Fontana. Estoy muy sorprendido, ya que su actuación era merecedora de medalla. Veremos si hay un antes y un después en el ciclista italiano.

En cuanto a Javier Ruíz de Larrínaga no estoy de acuerdo en que adelantó muchas posiciones, ya que, prácticamente transitó toda la carrera con los mismos compañeros de viaje, y si mejoró en sus posiciones, fue por circunstancias como el abandono de Mourey o Nijland, incluso por los problemas de Al.

Salvo las posiciones que pudo adelantar en las dos primeras vueltas, a ciclistas infinitamente inferiores a él, aunque hay que decir que el ciclista de Amézaga de Zuya se quedó alucinado de como le pasó Hermida ya que por mucho que intentó ponerse a su rueda, fue imposible seguirle, y transitó la mayor parte de la prueba rondando la cuadragésima plaza, siempre acompañado de ciclistas como Luca Damiani, Marcel Wildhaber o Finn Heitmann.

Un saludo!

 
At 29 de enero de 2008, 23:04, Blogger Marco* said...

Hola Ekimov!

¿Y tu eres al que se le escapan detalles? Complicado ver el error que señalas...

Ya está corregido.

Un saludo!

 
At 29 de enero de 2008, 23:05, Blogger Marco* said...

Hola!

Muchísimas gracias por los interesantes comentarios reflejados.

Un saludo!

 
At 29 de enero de 2008, 23:51, Blogger Jose Antonio said...

Hola.

Este mundial me a recordado bastante al del año 96 en Montreuil (Francia), donde ganó Adrie van der Poel, en el que la emoción y las alternativas se sucedieron hasta el final.

Mi apuesta era para el francés Mourey ya que creo que era el único capaz de aguantar el arreón final de Boom y ganar al esprint.

Tan sorprendido con Fontana que creí en un principio que era Franzoi.

Max dijo que lo de los puntos del Campeonato de España es la gota que colma el vaso, pero yo le digo que no, que en un futuro se superará con otra historia, tiempo al tiempo.

Me produce envidia ver el gran equipo que presenta Francia en todas las categorías, para mí es la selección más completa.Esto no puede ser fruto de la casualidad.

Espero en un futuro no muy lejano acudir a presenciar en directo un Mundial, creo que ya va tocando, en fin que mientras tanto habrá que conformarse con verlo en la televisión.

 
At 29 de enero de 2008, 23:53, Anonymous Vijandi said...

Hola Jose Antonio igual a Vijandi

Disculpas

Un saludo.

 
At 30 de enero de 2008, 0:12, Anonymous Anónimo said...

Yo lo vi por la tele y los que narraban la carrera una tal Ana Cancio y un tal Carlos Gomez eran como para darles de comer a parte.

La señora me recordaba como cuando vas al corte ingles a comprar una bici y te atiende la persona que la semana anterior estaba vendiendo zapatos. No sabia de que hablaba!!!!

Y luego ponen a un tecnico de la federacion de madrid que realmente no sabia por donde le daba el aire. Decia que era tecnico de ciclocross y tambien periodista. Ahora entiendo porque madrid tiene un nivel tan bajo y espero que no pase hambre por su trabajo.

Luego nos quejamos de los periodistas que no tratan bien el ciclocross y ves como los tecnicos no tienen ni un minimo de nivel. Documentarse con resultados parece que fue lo unico que hizo el tipo.

Ya que acaba la temporada marco agradecerte tus entradas. Antes compraba el meta para leer el ciclocross pero ahora leo tu blog que encima es gratis y el meta vale una pasta ademas nadie escribe como tu porque el meta parece una enciclopedia historica que no esta mal pero le falta la frescura y la perspicacia de tus comentarios.

Vaya flores!!!! no te quejaras

Salu2!

 
At 30 de enero de 2008, 12:27, Anonymous j adrada said...

Ultimo anonimo.

Lo de que el tecnico de la fede mad. no tiene ni idea de ciclo lo podemos dejar ahi, yo cro que simplemente no trasmiria como dicen los toreros, pero lo que en madrid no hay nivel.... basandonos en el nivel estatal, como os gusta decir a los de mas tradicion ciclocrosera, madrid esta bastante bien, solo tienes que dar un repaso a las competiciones nacionales y campeonato estata para darte cuenta, casi siempre 5 entre los 15 a 20 primeros, no esta mal para ser tan malos.

un saludo

 
At 30 de enero de 2008, 15:28, Anonymous Anónimo said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 30 de enero de 2008, 15:30, Anonymous Anónimo said...

Para j adrada

El tecnico que decia que era de la federacion de madrid como dices no sabia retrasmitir era muy soso y solo sabia leer sus apuntes pero ademas no dominaba la especialidad y con tecnicos asi madrid no puede ir mas lejos.

Imagino que seras madrileño y me alegra el subidon que ha pegado el ciclocross en madrid pero en las categorias pequeñas se ve el trabajo y en madrid no se ve.

Ojo que no solo no se ve en madrid sino en otros muchos sitios incluidos los que tu piensas como tradicionales.

De buen rollo tio!!!!!

Salu2!

 
At 30 de enero de 2008, 20:30, Blogger Marco* said...

Hola!

Vijandi: La verdad es que aquella carrera de Montreuil, el recuerdo que permanece en mi memoria, es que los italianos iban a dejar de nuevo a Adri Van der Poel con la miel en los labios, y el "Poulidor del Ciclo-Cross" sorprendentemente se alzó con la victoria.

Creo que teníamos la misma apuesta, ya que me inclinaba también por Mourey. Me ha llamado positivamente la atención, con la deportividad que ha encajado su caída.

Me pareció ver, como se le iba al rueda delantera, al resbalar el neumático con un piedra. He leído unas declaraciones suyas muy curiosas, y es que el corredor galo tenía muy estudiado el recorrido, siempre intentando mantener la misma trazada, y no recuerda que en la anterior vuelta la piedra con la que resbaló estuviese ahí.

El casco y la bicicleta de Fontana no me llevó a equívoco con Franzoi, pero si estuve diciendo durante toda la prueba, que el ciclista en cualquier momento iba a "reventar".

Para mi ya es imposible que la RFEC vuelva a rizar el rizo, después de que hacer un par de temporadas, se llevaron a un Mundial a 5 corredores de la categoría Elite cuando en realidad a España sólo le correspondían 4 plazas. El pobre Oscar Vázquez se quedó de piedra cuando, allí en el circuito, le dijeron que se iba a quedar sin participar.

Dato curioso de Francia, ha ganado en todas las categorías por equipos excepto en la reina.

Un saludo!

 
At 30 de enero de 2008, 20:43, Blogger Marco* said...

Hola!

Anónimo: En primer lugar, debemos dar gracias a Teledeporte por retransmitir todas las pruebas integras de estos Mundiales. ¿En que deporte, incluso de los mayoritarios, ofrecen todas las categorías? Estamos de enhorabuena con la vinculación realizada desde este canal, a un deporte minoritario como es el ciclo-cross.

Ana José Cancio desconoce el ciclo-cross y ello empaña la retransmisión, pero pienso que los comentarios que pueda decir en buena fue la señora, son lo último a lo que prestamos atención cuando sintonizamos el canal para ver ciclo-cross.

La persona que estaba junto a Ana José Cancio imagino que era Carlos Gómez Feito. Carecía de soltura a la hora de retransmitir, pero interpreto que eso lo da la experiencia.

La verdad es que no oía apenas lo que decía, pero si recuerdo algún error que viniendo de un técnico de ciclo-cross no se tenía que haber producido.

Por último, si dejas de comprar M2M, para leer ciclo-cross, estás realizando, sin lugar a dudas, una solemne tontería. Creo que su precio está más que justificado, y simplemnte por tener la posibilidad de leer las historias que cuenta Juan Ramón Cendrero o las crónicas de Nicolás Van Looy, uno debería estar impaciente en el kiosko esperando comprar su ejemplar semanal.

Un saludo!

 
At 30 de enero de 2008, 21:21, Blogger Marco* said...

Hola!

J. Adrada: La tradición "ciclo-crossera" como tu llamas, no tiene como característica habitual hablar de "nivel estatal". Es decir, que no va unida la tradición a expresarse como señalas.

Coincido al opinar que puede sentirse sin la capacidad de expresión natural al retransmitiendo una prueba de ciclo-cross. Valdano lo llamó "miedo escénico" al referirse a los rivales que acudían a enfrentarse al Real Madrid al Santiago Bernabeu.

No prestamos mucha atención a la retransmisión, pero si me parecía incorrecta la apreciación que hacía de cómo afrontar la rampa del 27% que había en el circuito.

El ciclo-cross de Madrid está bien, si se compara con temporadas anteriores, y tu presencia es un ejemplo de la salud que posee. Desgraciadamente, y sin saber el trabajo federativo que se realiza, el ciclo-cross madrileño tiene una figura de pirámide invertida, que no resulta alentadora.

Dejas caer una serie de datos, un tanto inflados y plasmaré otros centrándome en las categorías cadete y juvenil, es decir, el futuro madrileño del ciclo-cross.

Datos de Villarcayo (Burgos):
Entre los 10 primeros:

Euskadi:(6)(3)
Galicia:(2)(1)
Cataluña:(1)(2)
Asturias:(1)(0)
Cantabria:(0)(2)
Valenciana:(0)(2)

Entre los 20 primeros:

Euskadi:(9)(5)
Cataluña:(1)(3)
Valenciana:(3)(3)
Madrid:(1)(1)
Cantabria:(1)(4)
Galicia:(4)(2)
Asturias:(1)(1)
Castilla-León:(0)(1)

En primer lugar categoría cadete y en segundo lugar categoría juvenil.

Desconozco si hay un trabajo o se incentiva la participación de alguna manera de la cantera del ciclo-cross en Madrid y si aquel que se inicia en esta especialidad, recibe formación.

Quizás quieres contarnos tu experiencia personal, después de que tras tantos años vinculado a las ruedas gordas, hayas decidido acercarte asiduamente el ciclo-cross.

Anónimo: He suprimido una entrada tuya, por la simple razón de que habías repetido en dos intervenciones las mismas palabras.

Siempre resulta más grato escoger un "alias" que aparecer como anónimo. El anonimato sigue presente y se evitan por un lado equívocos y por otro se trata de forma nominal que es más cordial a la hora de referirse a otra persona.

Un saludo!

 
At 30 de enero de 2008, 22:48, Anonymous max said...

Buenas:

En mi opinion el problema de los corredores de la selección en la rampa del 26% (exceptuando Hermida que llevaba un plato pequeño 36 y subió casi todas las vueltas montado) simplemente se trata de una falta de previsión, no creo que cueste tanto llevar un juego de platos y adecuar el desarrollo a cada circuito.
Si mi memoria no me falla, Suarez corre con un único plato de 42, Larrinaga con un plato pequeño 39 y Yus lo desconozco pero entraba bastante atrancado. Ninguno de ellos subía montado, perdiendo bastantes metros cada subida y posterior arrancada.

Agur

 
At 31 de enero de 2008, 16:12, Blogger Marco* said...

Hola Max!

Tendría que volver a ver las bicicletas de los corredores para disipar cualquier error numérico, pero imagino que José Antonio Hermida llevará el Sistema Compact de FSA. Opción más que interesante para cualquier persona que se quiera introducir en el ciclo-cross. Pensé que llevaría 34 en lugar de 36.

Isaac Suárez no tiene en todas sus bicicletas un sólo plato, sino que también cuenta con bicicletas de doble plato, y hace uso de ellas en función del circuito.

Unai Yus también tiene que usar Compact, pero usando un 38, que con su tosco rodar, si puede dar la sensación de ir atrancado, pero creo que puede ser más acusado su pedalear por circunstancias de carrera, puesto que Javier Ruiz de Larrínaga, con su tradición de carretera como herencia, usaba un 39 e iba con un pedaleo más alegre.

De todas formas, no es necesariamente un error. El objetivo es superar los tramos lo más rápidamente posible, y en el tramo de la rampa del 27%, aunque pueda parecer lo contrario, había ciclistas que empleaban menos tiempo en superar ese tramo bajados de la bicicleta que subidos en ella.

Además de que en compañía era peligroso afrontar el tramo subido sobre la bicicleta, a ciclistas como Christian Heule, incluido el desmontar y montar en bicicleta, le costaba menos superar ese tramo, que a un ciclista como Enrico Franzoi, que hacía todo lo posible por no apoyar su pie en el suelo, subiendo siempre sobre la bicicleta y quedándose prácticamente parado en los tres últimos metros de la rampa, ante la dificultad que representaba el porcentaje del complicado tramo.

No siempre ir en bicicleta es la mejor de las opciones.

Un saludo!

 
At 31 de enero de 2008, 17:53, Anonymous Dark Weider said...

Enhorabuena por el blog. Me gusta mucho. Ningún otro sitio como este para leer sobre ciclocross en castellano.

Mila esker guztioi!

 
At 31 de enero de 2008, 20:38, Anonymous Anónimo said...

Hola Marco:
¿Qué te pareció la actuacion de los junior españoles? Estuvieron en su sitio o podían haberlo hecho mejor.

 
At 31 de enero de 2008, 22:17, Blogger Marco* said...

Hola!

Anónimo: Sinceramente, la selección juvenil era el equipo más flojo, de cuantos presentaba la selección española, y los resultados cosechados no sorprenden, aunque si se les podía pedir más.

Y se podía esperar algo más de ellos, por la sencilla razón de que ninguno estaba contento tras finalizar su actuación.

A Fernando San Emeterio se le podía haber pedido más, especialmente por la buena posición desde la que partía de salida, la posibilidad, a diferencia del resto, que tenía de instalarse en algún grupo de cabeza.

Tengo la sensación que no calentó correctamente, ya que pagó el esfuerzo inicial, de rodar a un ritmo fuerte durante el primer cuarto de hora de carrera. Creo que fue excesivamente prudente y pienso que se arrepintió de ello tras acabar la carrera.

Josep Nadal estuvo alejado de lo que se esperaba. Es muy difícil para un corredor trazarse objetivos a corto plazo tan reiterados. Si en lugar de tener que ganarse la plaza en Ispaster, a este ciclista se le indica que prepare la cita mundialista con más mimo, a buen seguro que su resultado hubiese sido más brillante.

El otro ciclista de primer año junto a Nadal (así que la experiencia de Treviso puede ser útil), fue Iñigo Gómez que tuvo la actuación más decepcionante de entre los participantes nacionales. Recuerda un tanto a lo sucedido con Yus, en el momento en el que averió y se vio retrasado, se olvidó un tanto de la carrera, y no dio lo que se esperaba de él.

Tengo la sensación que a este ciclista la temporada se le hizo un tanto larga, ya que no parecía tener su brillante pedaleo de mediados y finales de Diciembre, a lo largo del mes de Enero.

Por cierto, que me parece, y sin tomar dato alguno, que los juveniles, y especialmente los ciclistas de categoría cadete, compiten en un excesivo número de pruebas en un breve intervalo de tiempo.

Igor Merino pensé en que sería el ciclista que mejor posición lograse de la selección, si era capaz de hacer una salida digna, puesto que se ha pasado todo el año remontando su mala primera vuelta. Además llegaba con la confianza de saber que en el Mundial llegaba en su mejor momento del año, pero en la línea de Javier Ruíz de Larrínaga, no fue capaz de dar lo mejor de si mismo, como si estuviese un tanto bloqueado.

En cuanto a Ramón Domene, posiblemente fue el corredor que hizo una carrera más completa, pero lastrado por salir tan atrás, no puedo acceder a puestos cabeceros, a pesar de rodar con San Emeterio mediada la carrera. Este ciclista, quizá de haber rodado en algún grupo de puestos más importante, quizá si hubiese sido capaz de aguantar el ritmo, y obtener algún resultado más brillante del que finalmente alcanzó.

En definitiva cuando ves que todos los españoles entran en un intervalo de 50 segundos (a excepción del retrasado Gómez) piensas que han estado en la línea de lo esperado, aunque uno confiaba en ver más ciclistas clasificados a la altura de San Emeterio.

Confío, sin lugar a dudas, que la temporada que viene se obtendrá un resultado más destacado en los Campeonatos del Mundo dentro de la categoría Juvenil.

La circunstancia de que dos de los integrantes en Treviso fuese de primer año, ayuda a pensar así, y Iñigo Gómez Elorriaga y Josep Nadal Mangrinya pueden ser quienes formen una selección, en la que ciclistas como Mikel Elorza Pagalday, Jon Gómez Elorriaga, Alberto Sáinz Ontalvilla, Antoni Pedrero López, Oscar Martínez Del Campo, Aitor Graña Abello o Michel Vuelta Izquierdo, pondrán en un compromiso al seleccionador, ante la competitividad que se supone que ofrecerán estos ciclistas, más aquellos que llegados de la categoría inferior o apostando por el ciclo-cross de forma más determinante, se muestren al mejor de los niveles.

¿Tu opinión?

Un saludo!

 

Publicar un comentario

<< Home