27 de noviembre de 2006

Arena descafeinada


La localidad de Koksijde enclavada en la Flandes Occidental acogía una nueva prueba de la Copa del Mundo, que por segunda vez en la temporada visitaba suelo belga. Koksijde es sinónimo de arena, ya que este elemento adquiere un singular protagonismo en este circuito. En esta edición, la arena cobró mayor importancia si cabe puesto que el barro brilló por su ausencia, circunstancia que hacía muy rápido el transitar por el resto del circuito donde la superficie arenosa no hacía acto de presencia.

En la salida, la ausencia del francés Francis Mourey que decidía quedarse en casa y competir en suelo galo junto con la de un lesionado Erwin Vervecken hacía que el grado de favoritismo de Sven Nijs aumentase ya desde la misma línea de salida.

Sin embargo una vez comenzada la prueba afloraron las dudas, ya que la ausencia de Sven Nijs en los primeros puestos de la prueba por lo inusual y sorprendente que es tal circunstancia, albergaba cierta incertidumbre.

En los primeros compases de la prueba, no había ni rastro de Nijs y tras el primer cuarto de hora de la prueba no circulaba entre la primera decena de plazas. Bien es cierto que transitaba en un grupo que conservaba intactas todavía todas las opciones, pero éste había perdido el contacto con una serie de corredores que trataban y conseguían poner tierra y arena de por medio en la cabeza de carrera.

Bart Wellens lideraba la prueba escoltado de forma testimonial por dos ciclistas que lucen su misma publicidad, como son Klaas Vantornout y Zdenek Stybar, ya que decir que forman parte del mismo equipo no se ajusta a la realidad, pues no existe entre ellos un mínimo planteamiento conjunto a la hora de disputar las carreras. También junto a ellos rodaba Vanthourenhout e intercalado entre el grupo del cabeza de carrera y el grupo donde viajaba Nijs, otro ciclista de Rabobank, el holandés Gerben De Knegt.

Wellens no está siendo esta temporada el corredor que lucha de tú a tú con Sven Nijs allí donde ambos corredores se presentan, sin embargo, inició la prueba de forma contundente, soportando el peso que supone encabezar la prueba y abrir hueco con el resto de participantes.

Los compañeros de viaje de Wellens en este primer cuarto de carrera, apenas colaboraban con él, y tan sólo tímidamente Vantornout lo hizo tras los aspavientos de Wellens al ver que nadie, ni tan siquiera los ciclistas de su equipo, hacían algo más que limitarse a ir a rueda.

Paulatinamente Gerben De Knegt fue recortando la distancia con el cuarteto, al tiempo que Sven Nijs despertaba de su letargo, y pasaba a la acción tratando de contactar con el grupo cabecero.

El líder de la Copa del Mundo impuso un ritmo que sin ser especialmente duro, servía para reventar aquellos que a su rueda se pegaban. Primero fue Radomir Simunek y más tarde Richard Groenendaal quienes sucumbieron al ritmo de Nijs y que hizo no sólo que no pudiesen contactar con la cabeza, sino que también pagasen la osadía quedando muy retrasados en la clasificación final de la prueba.

El numeroso público presente vibraba cuando Sven Nijs entró en contacto con la cabeza de carrera e instantáneamente se colocaba en cabeza. Sin un especialista en terrenos arenosos como Erwin Vervecken que repeler los golpes, Sven Nijs emprendió una táctica de acoso y derribo en la cabeza de la prueba, que sirvió para soltar a todos sus rivales, y despegarse claramente de ellos.

La táctica fue sencilla. Era el corredor más fuerte de la carrera y tensaba el ritmo en los lugares más complicados para sus rivales. Tramos de arena en los que su fortaleza física le permitía atravesarlos sin poner pie a tierra, ahogaba a sus rivales, que en el intento de seguir la estela de Nijs, se veían obligados a desmontar de la bicicleta.

El equilibro sobre la bicicleta de Sven Nijs posibilitaba ver como el ciclista balanceaba su cuerpo sobre el sillín a merced de las trazadas que la arena condicionaba, permitiendo ver como él si podía continuar pedaleando, donde sus rivales cargaban con la bicicleta al hombro.

La condición física y la destreza sobre la superficie arenosa hizo que en cada tramo se distanciase un poco más de sus rivales, y el sobreesfuerzo de éstos, por una vez concluidos los diferentes tramos de arena intentar volver a contactar con Nijs, minó las fuerzas de sus rivales dejando ir irremediablemente a Sven Nijs en busca de un cómodo y brillante triunfo.

Transcurrida la mitad de carrera y viendo que no había una organización para cazar al ciclista fugado, ya que tal misión resultaba a todas luces imposible, comenzaron a pensar en dirimir quién sería el primero de los perdedores, que ante un inalcanzable Nijs y sin la presencia de Mourey y Vervecken, no era mala recompensa para los ciclistas.

Si descafeinada resultó la prueba para decidir al vencedor, interesante resultó la lucha por el segundo puesto. El joven Stybar hacía tiempo que era historia en una superficie que no era la suya, pero a los Wellens, Vantornout, Vanthourenhout y De Knegt se unió un francés que hizo una brillante carrera yendo de menos a más, John Gadret.

El francés incluso lideró la batalla por la segunda plaza, para acabar finalmente en la quinta posición. No es sencilla la transición de la ruta al ciclo-cross, ya que sin ir más lejos, John Gadret finalizó, bien entrado el mes de Octubre, el Giro de Lombardía en el grupo cabecero, mientras que al mismo tiempo sus ahora rivales ya habían dado inicio a la temporada de ciclo-cross incluso ya se había celebrado la primera de las pruebas de la Copa del Mundo. Aún así, lo está haciendo brillantemente, y su presencia en el discurrir de la temporada es cada semana más protagonista.

Si el francés lo intentó a falta de dos vueltas, el holandés Gerben De Knegt lo intentó a falta de una, conocedor de que al sprint, las opciones de superar a sus rivales eran más bien escasas. Lo intentó, incluso dejando de rueda a sus rivales, pero en la recta de llegada primero Vanthourenhout y más tarde Wellens se pegaron a su estela. Con Gadret y Vantornout descartados, en el sprint Wellens se impuso a sus dos rivales de Rabobank, obteniendo una segunda plaza final, que a tenor de lo ocurrido en la segunda mitad de carrera no merecía. El tercer escalón del podium fue para un conservador Vanthourenhout, que nunca, a lo largo de toda la carrera, estuvo fuera de los lugares de privilegio, pero que con un comportamiento ultradefensivo no dio la cara en ningún momento. El regusto amargo quedó para un decepcionado Gerben De Knegt que inmerecidamente quedó fuera del podium.

La participación en lo que a su calidad se refiere fue más bien escasa, lo que entre otras cosas permitió ver al holandés Thijs Al, como se clasificaba en una magnífica séptima plaza, que certifica notablemente sus progresos en la reconversión y adaptación de un ciclista que hasta no hace mucho pedaleaba volcado totalmente en el Mountain Bike.

La próxima cita de la Copa del Mundo llevará a los ciclistas al sur de Europa, concretamente a la localidad vizcaína de Igorre. La gran fiesta del ciclo-cross vasco permitirá a la numerosa afición de la zona contemplar a un buen número de los mejores especialistas del mundo en vivo y en directo, así como posibilitará que los españoles puedan medirse con la élite mundial.

Sven Nijs partirá nuevamente como favorito, aunque en esta ocasión, en la cita estará presente Mourey del que no debemos descartar la posibilidad de que se encarame a lo más alto del podium final. Queda la duda de si Vervecken será de la partida.

Pero si una ausencia ya es segura y se notará por encima de cualquier otra que pudiera producirse será la de David Seco, ya que aunque escayolado estará presente en la prueba, no lo hará vestido de corto como a todos nos hubiese gustado, circunstancia que provocará sin duda alguna una sensación extraña en los espectadores, que se verán privados de jalear al ciclista que anualmente ilusiona a los aficionados, codeándose con la élite como no hace en ninguna otra prueba del calendario mundial.

12 Comments:

At 28 de noviembre de 2006, 1:56, Anonymous Pedro said...

Además de la exhibición de Sven Nys y el buen hacer de Thijs Al, yo destacaría el undecimo lugar de David Willemsens. El campeón belga de los elite sin contrato, que la temporada pasada fue segundo en Asteasu por detras de David Seco, es un corredor que no suele ser de los fijos en la selección de su pais, como la gran potencia que es en ciclocross. Esta temporada dado que Tom Vannoppen no ha dado el nivel adecuado y que ahora Erwin Vervecken no ha podido estar en condiciones para Koksijde, ha permitido que Willemsens haya tenido una nueva oportunidad de volver a correr una carrera de la copa del mundo como ya hiciera en Aigle. Marco te he leido en un foro que haciais referencias a las entradas de Igorre, como bien dices la gente de aqui no esta acostumbrada a pagar por ver ciclocross, pero sin ser copa del mundo ya hace muchos años cobraban en el ciclocross internacional de Igorre cuando se hacia en San Cristobal, quizas cobraban también en el ciclocross de Lemona eso no lo recuerdo con seguridad, en Ispaster por ejemplo la temporada pasada la entrada estaba por 3 euros, aunque viendo lo que cobran en otros paises se puede decir que es barato. Lo que me hubiera gustado es que en Igorre dieran cabida a una manga de sub23 valedera para la copa del mundo.

 
At 28 de noviembre de 2006, 12:42, Blogger Marco* said...

Hola Pedro!

Estoy de acuerdo en lo que comentas. Es destacable ver a David Willemsens rondando la décima plaza en una prueba de la Copa del Mundo, pero quizá las ausencias y el desarrollo de la prueba posibilitaron tal circunstancia, ya que junto a él entraron ciclistas como Van Nuffel o Nijland que tampoco son habituales en puestos destacados.

En cuanto al tema de las entradas, a la gente le molesta, especialmente a quienes se mueven con ciclistas y cargan todos los fines de semana con las bicicletas de un lado para otro, que sean ellos con su dinero quienes tengan que sustentar parte del espectáculo que también protagonizan.

Por lo demás coincido que es barato, y no sólo por lo que se cobra en otras partes, sino por la circunstancia de que ese mismo precio ya te piden simplemente por poder contemplar cualquier partido de fútbol de categoría Regional.

En cuanto a la categoría Sub´23, si Igorre tuviese también para esta categoría prueba de la Copa del Mundo, dudo que acudiesen un buen número de estos ciclistas, motivo por el cual la UCI no concede esta categoría. Con la categoría de Féminas también lo intentaron, incluso se planteaban hacer la prueba de Igorre en dos días, para englobar las numerosas pruebas que tenían intención de organizar, pero finalmente no fue así.

De todas formas, es habitual que féminas y juniors extranjeros participen en la competición, aunque sean simplemente pruebas de categoría nacional, cosa que servirá para medir las prestaciones de ciclistas como Manjón, Izagirre, Bravo, Cabedo, Recassens, Juárez...

Un saludo!

 
At 28 de noviembre de 2006, 21:37, Anonymous Vlaanderen said...

Por si no lo sabeis, en www.cycling.tv emitieron en directo la prueba, y tienen previsto hacerlo con las siguientes. No hay que pagar, solo tener una conexion a internet, si es posible rapida y una tarjeta de video, cuanto mejor, mejor se vera. Pero aun teniendo lo basico, se ve lo suficientemente bien, como para reconocer a los corredores.

Agur bero bat !!!

 
At 29 de noviembre de 2006, 1:49, Anonymous Pedro said...

Sobre la participación de corredores extranjeros en la categoria juvenil en la historia del ciclocross de Igorre, yo guardo una buenisima impresión del nivel que tuvo la carrera de 1989, con la victoria del frances Jerome Chiotti, que semanas despues sería subcampeón del mundo en Getxo. El primer corredor de los nuestros aquel día recuerdo como que fue Juan Antonio Cortés que aunque esa temporada pasaba a aficionado en ciclocross pudo participar con los juveniles aquel domingo, llegando a correr con la ropa de la selección española, el ciclista de Bedia me parece que conseguia un puesto entre el quinto y el octavo. Me gusto la carrera que hizo el guipuzcoano Iñigo Roldan que siendo juvenil de primer año no perdio demasiado con Cortés que era dos años mayor. Roldan la temporada anterior habia sido campeón de España cadete por delante de David Seco y en la carrera esa de Igorre para juveniles de 1989 también aventajaria al corredor de Busturia. Sobre Cortés, decir que me gustaba ese corredor pero no me parecio bien que saliera con los juveniles aquel día. Igual Marco tu te acuerdas quien pudo ser un corredor que no se si tenia doble nacionalidad española y suiza o que residia en Suiza y participaba aquel día, no se si se apellidaba Marin. Aquel día para hacer de los 20 primeros habia que tener un nivel majo, es posible que salieran unos 70-80 corredores. El día anterior hubo una carrera en Getxo sobre el circuito del mundial, pero me acuerdo menos de esa carrera que de la del día despues, lo poco que recuerdo es como que David Etxebarria y David Seco igual se engancharon con las bicicletas en la salida en el velodromo de Fadura o se iban al suelo pero no se ni quien gano o puestos aproximados de otros corredores.

 
At 29 de noviembre de 2006, 18:49, Blogger Marco* said...

Hola!

En primer lugar permitirme que os de las gracias por vuestros comentarios.

Sobre lo que comentas Pedro, estás hablando de un ciclo-cross que por desgracia nada tiene que ver con el actual. Más que historia, es prehistoria. Aunque no esté lejano en el tiempo, pienso que el ciclo-cross nacional y especialmente el vasco, sufrió un declive que tiene como punto de partida la disputa del Mundial de Getxo.

De aquella época mi mejor recuerdo es para Alvaro Fernández-Arberas, y sobre Iñigo Roldán se levantó una enorme expectación como ciclista que finalmente por problemas físicos no puedo certificar.

Creo que la última ocasión que Igorre ha vivido una prueba internacional en categoría junior de muy alto nivel, fue en el año 1995. Allí los franceses Gregory Lapalud y David Derepas disputaron una preciosa prueba con el ciclista de Areatza, Gaizka Lejarreta. Los tres acabaron el mundial entre los 5 primeros, pero no sólo fue eso, sino que ciclistas como el menudo gallego Juan Bello, Josu Silloniz, Andoni Aranaga o Julen Férnández-Vijandi, por citar los más representativos, dieron una muestra del enorme nivel que atesoraban, posibilitando que la generación del 78 (aunque alguno sea del 79) fuese la más importante de los últimos tiempos en cuanto a nivel competitivo y que se refleja en los resultados cosechados en el Mundial.

Era curioso, pero aquellos holandeses que venían y en muchas ocasiones se imponían claramente a los ciclista nacionales, no tuvieron nada que hacer ante el nivel reflejado por los ciclistas de aquí, especialmente por el apabullante nivel que mostró Gaizka Lejarreta.

Desgraciadamente en los últimos tiempos, ciclista de nivel que a participado en categoría junior viniendo desde más allá de los Pirineos, ciclista que se ha impusto claramente al resto, y nuestros corredores no han tenido capacidad de réplica.

Recuerdo especialmente el paseo triunfal de Roman Kreuziger.

Un saludo!

 
At 29 de noviembre de 2006, 18:58, Anonymous Anónimo said...

Mis felicitaciones a todos los que escriben en el blog y especialmente a su creador ya que no existe en castellano ningun lugar en el que se hable y conozca tan bien el ciclocross como este.

Enhorabuena a todos.

 
At 30 de noviembre de 2006, 13:45, Anonymous Anónimo said...

No puedo ir a Igorre asi que espero un especial de la prueba. Si hemos leido todas las pruebas de la Copa del Mundo Igorre tendra cobertura especial no?

 
At 30 de noviembre de 2006, 15:11, Anonymous Pedro said...

Hola Marco, mencionas a Gregory Lapalud, pero en la carrera de juveniles del ciclocross de Igorre de 1995 yo tengo como los 5 primeros a los siguientes:

1 David Derepas
2 Gael Moreau
3 Gaizka Lejarreta
4 Julien Smink
5 Juan Bello

 
At 30 de noviembre de 2006, 21:13, Blogger Marco* said...

Hola Pedro!

Antes habías hecho referencia a Jérôme Chiotti hablando de la edición del 89 haciendo hincapié en las excelencias del nivel internacional de aquella prueba, a raíz de eso he expuesto mis impresiones sobre la del 95, que entre los participantes se encontraban tres de los 5 primeros ciclistas clasificados meses después en el Mundial de Montreuil.

Gregory Lapalud fue el ciclista que comandó la prueba durante la primera parte, hasta que un percance en una antigua bajada que poseía el circuito y que por su espectacularidad y peligrosidad congregaba a buena parte del público, le apartó de las primeras posiciones.

No guardo clasificación alguna, asi que desconozco los resultados, limitándome a escribir mis impresiones. Es más, siempre recordaba a Gaizka Lejarreta como segundo clasificado y no como tercero.

Muchas gracias por la información.

Un saludo!

 
At 30 de noviembre de 2006, 21:17, Blogger Marco* said...

Hola Anónimo!

Existe la posibilidad de poner un nombre, sin necesidad de registro alguno. Es más grato contestar a alguien por su propio nombre, que no hacerlo a un anónimo.

En cuanto a lo de reflejar en el blog la carrera de Igorre, se tratará de hacer lo posible, y plasmar después lo vivido en las campas de Olabarri.

Un saludo!

 
At 30 de noviembre de 2006, 21:42, Anonymous Pedro said...

Hola Marco, ¿en que año viste in situ por primera vez el ciclocross de Igorre?, ¿te gustaba más el trazado antiguo en San Kristobal o el actual?. En aquella carrera de Igorre de 1989 a Jerome Chiotti creo que un corredor vizcaino le dedicaba un corte de mangas.

 
At 30 de noviembre de 2006, 21:51, Blogger Marco* said...

Hola Pedro!

No recuerdo con exactitud cual fue la primera vez que asistí a Igorre, pero creo recordar que vi vencer a Mathieu Hermans asi que como mínimo en 1984. Tampoco he asistido a todas, ni recuerdo nítidamente ediciones en las que he estado presente.

¿Circuitos? Me quedo con el de Olabarri, el de San Cristobal me parecía durísimo...

Un saludo!

 

Publicar un comentario

<< Home