11 de noviembre de 2006

La niña bonita

Rosa Bravo es la niña bonita del ciclo-cross nacional. La vallisoletana de Laguna del Duero es la especialista por excelencia y la opción más sólida, a varios meses vista, de cosechar un buen resultado en los próximos mundiales de ciclo-cross englobando las diferentes categorías que allí se dan cita.

Pero si estuviésemos en un bingo, la niña bonita sería el número 15, posición que bien pudiese representar la barrera infranqueable hasta la fecha para Rosa Bravo en cualquier evento internacional.

Rosa Bravo Soba, cumplió 30 años el pasado Agosto, y llegó al ciclo-cross de una forma inesperada, puesto que nunca había practicado esta especialidad, centrándose únicamente en el ciclismo en carretera. Pero tras unas graves desavenencias con el seleccionador nacional de ruta femenino dio un giro radical a su carrera deportiva centrándose en el ciclo-cross y siendo desde entonces contadas las ocasiones en las que ha participado en carretera.

La ruta se perdió una gran ciclista que sin embargo el ciclo-cross ganó. Así de esta rocambolesca forma el ciclo-cross nacional obtuvo una representante de entidad en una especialidad que acostumbraba a convocar a ciclistas como recompensa por el trabajo anual. Con la aparición de Rosa Bravo la selección contaba con una fémina con la que ambicionar un mejor resultado final y acudir a las citas internacionales con la intención de ser algo más que una mera comparsa.

Rosa Bravo ostenta los mejores puestos jamás logrados por ninguna ciclista en ningún campeonato internacional, aunque también hay que decir, que la instauración de la categoría femenina es reciente, ya que no fue hasta el año 2000 cuando en St. Michielgestel (Holanda) se puso en juego el primer maillot arco-iris.

Actuaciones de Rosa Bravo en los últimos campeonatos celebrados:

17ª.- Campeonato del Mundo de Ciclo-Cross de Zeddam 2006 (Holanda)
16ª.- Campeonato de Europa de Ciclo-Cross de Pont-Château 2005 (Francia)
22ª.- Campeonato del Mundo de Ciclo-Cross de St.Wendel 2005 (Alemania)

¿Está en disposición de superar la barrera anteriormente mencionada?

En el pasado mundial de Zeddam pudimos contemplar como tras una magnífica salida, era capaz de pasar la primera de las vueltas en octava posición, manteniéndose entre los puestos 12º y 15º durante buena parte de la prueba, para acabar pagando el esfuerzo y finalizar en la 17ª plaza.

El seleccionador nacional, Fran Pla, se mostraba contento con la actuación de la vallisoletana, puesto que hizo un excelente mundial, aunque se mostraba convencido de que la posición obtenida por la ciclista, era poco premio para la actuación y el comportamiento de la pucelana durante la prueba.

La propia ciclista también acabó con un sabor agridulce la prueba, ya que veía como a pesar de ser la mejor posición jamás lograda por una ciclista en un Campeonato del Mundo, consideraba que finalizó más retrasada de lo que ella había visto poder alcanzar en carrera. En un circuito rápido, con el firme en buen estado, al que la ciclista vallisoletana se amoldó perfectamente y en el que se encontró muy cómoda, dejó escapar una preciosa oportunidad de mejorar lo hasta entonces conseguido.

Pero quizá la barrera de Rosa Bravo sea esa, ya que a pesar del talento ciclista que posee, tiene lagunas que aún centrada en esta especialidad no ha conseguido solventar o al menos no en el grado que le permita estar más adelante de lo que ya está.

Con problemas cuando en cualquiera de los diferentes circuitos tiene que descabalgar de su montura y cargar con ella, así como arrastrando la costumbre de no utilizar los cambios, hace que ya desde la misma línea de salida parta con una desventaja, que a este alto nivel donde nos circunscribimos, sean significativos.

También carece de valentía cuando tramos complicados son los que debe afrontar, especialmente si en el circuito aparece alguna bajada comprometida o peligrosa, además de que mentalmente no es fuerte, y se viene abajo ante cualquier contrariedad e incluso duda de si misma, cuando las rivales en un principio inferiores la ponen en aprietos y acosan su posición durante la carrera.

Por si fuera poco, la estrecha diferencia existente entre las ciclistas que conforman la élite mundial del ciclo-cross hace que sea muy importante saber moverse, circular y afrontar situaciones en las que se rueda en grupo o con un estrecho margen ente las ciclistas que una tiene delante y/o detrás. Desgraciadamente la poca experiencia que tiene ante tales situaciones, ya que el panorama femenino del ciclo-cross está prácticamente desierto, y las pocas que allí aparecen, tienen muy diferentes niveles, hace que no sepa manejar situaciones de este tipo, privándole de alcanzar mejores posiciones de las que por el esfuerzo desarrollado hubiese merecido.

A pesar del hándicap, la ciclista española está ahí por su talento, además tiene a su favor, que buena parte de las ciclistas tienen una edad considerable y es que salvo pocas excepciones sobresalientes son las veteranas quienes dominan el panorama internacional.

Las principales rivales que se ha encontrado y las que previsiblemente se encontrará son:

Las indiscutibles:

- Hanka Kupfernagel (19/03/1974) - Alemania
- Marianne Vos (13/05/1987) - Holanda

La alemana de 32 años es toda una institución en el mundo del pedal femenino, y en lo que a ciclo-cross se refiere arroja un escalofriante palmarés ya que es la única corredora que siempre se ha subido al podium desde que se disputan los campeonatos del mundo femeninos.

Quizá Marianne Vos, comparado con Kupfernagel, da la sensación que no merecería estar al mismo nivel, especialmente si hacemos una comparación teniendo en cuenta el palmarés, pero es que esta maravilla de ciclista holandesa cuenta todavía con 19 años, y de forma asombrosa durante el año 2006 se ha proclamado campeona del mundo tanto en carretera como en ciclo-cross. Ahí es nada.

Las alternativas:

- Daphny Van den Brand (06/04/1978) - Holanda
- Laurence Leboucher (22/02/1972) - Francia
- Maryline Salvetat (11/08/1974) - Francia

De este pequeño grupo saldrán las ciclistas que en mayores aprietos pondrán a las reinas de este deporte. La holandesa Van den Brand, conocida por su famosas trenzas, es a sus 28 años, la ciclista que tras Kupfernagel mayor número de medallas ha obtenido en los mundiales disputados hasta la fecha. Eclipsada por la estelar aparición de Marianne Vos en el mundo del ciclo-cross de su país, es una ciclista que estará en los lugares de privilegio a pesar de que la luz con la que apareció en el concierto mundial no brilla tan espléndidamente como antes.

Las dos ciclistas francesas son veteranas, especialmente Leboucher que poco después de la cita mundialista cumplirá 35 años, y que a decir verdad, no goza del pedaleo que tenía hace tan sólo un par de temporadas, que le sirvió en los años 2004 y 2002 para hacerse acreedora de dos maillots arco-iris. Sólo es superada en cuanto a número de títulos mundiales por Kupfernagel, pero salvo la edición intermedia a sus títulos mundiales, en la que obtuvo una medalla de bronce, no ha vuelto a colgarse un metal en su cuello, aunque no es menos cierto, que su competitividad le posibilitará rondar las posiciones de privilegio y quien sabe si volver a subir a cualquiera de los escalones del podium mundialista.

Maryline Salvetat no es una ciclista tan reconocida como su compatriota, puesto que tan sólo en su palmarés guarda una medalla de plata obtenida en la edición 2004 que se disputaba en suelo galo, pero tiene una cualidad que la hace merecer el reconocimiento de todos, y es que goza de una regularidad y una fiabilidad pasmosa. Posiblemente no esté entre las llamadas a ganar una medalla, pero no existe ninguna duda de que muy cerca de ellas estará.

Las incógnitas:

- Mirjam Melchers-Van Poppel (26/09/1975) Holanda
- Sabine Spitz (27/12/1971) Alemania

La alemana es poco probable verla, ya que su única aparición estelar en ciclo-cross fue con la disputa del mundial en su país, contribuyendo al doblete femenino que las germanas obtuvieron. Una ciclista centrada en el Mountain Bike, que dejó impronta de su clase en el helado trazado alemán de St. Wendel, y que si decidiese estar presente en la cita mundialista, a buen seguro que su resultado sería brillante.

Mirjam Melchers-Van Poppel aunque es una habitual del ciclo-cross no en vano, obtuvo una medalla de bronce por detrás de Kupfernagel y Spitz en St. Wendel, y en la última edición de Zeddam se clasificó en la cuarta plaza, es una ciclista que generalmente cae en el olvido en esta especialidad. El potencial femenino de su país, así como lo poco que se prodiga en las competiciones internacionales, hace que sus participaciones se tornen incógnitas cuando tanto tiempo queda para llegar a la cita. Cuando el evento esté próximo a su celebración a buen seguro que las duda se irán despejando.

A la espera:

- Birgit Hollmmann (31/12/1973) Alemania
- Nadia Triquet-Claude (25/10/1978) Francia
- Reza Hormes-Ravenstijn (06/02/1967) Holanda
- Arenda Grimberg (10/03/1978) Holanda
- Christel Ferrier-Bruneau (08/07/1979) Francia

No es sencillo estar y crecer a la sombra de unas ciclistas que lo copan todo, y es que como se puede comprobar, las dominadoras del ciclo-cross mundial se circunscriben a unos determinados países de procedencia. Hollmmann se intuye como una cada vez más peligrosa rival mientras que Triquet-Claude y Ferrier-Bruneau intentan hacer más peligroso, si cabe, el buen hacer galo en esta especialidad. En cuanto a Hormes-Ravenstijn, con 20 años más de edad que Marianne Vos, es un canto a la longevidad deportiva digno de admirar, y a pesar de que tras el mundial cumplirá 40 años, se mantiene en la élite mundial con suficiencia, mientras que su compatriota Grimberg, oculta siempre tras el brillo de sus compañeras de selección, está siempre al asalto de las posiciones de privilegio.

El peligro no continental:

- Helen Wyman (04/03/1981) Gran Bretaña
- Ann Knapp (19/12/1968) EE.UU.
- Lyne Bessette (10/03/1975) Canadá

Fuera de la Europa Continental hay vida, y lo pone de manifiesto una joven ciclista británica, Helen Wyman que a sus 25 años está llamada a intercalar su maillot en los puestos cabeceros entre las habituales propietarias de éstos. Es una ciclista que se está asentando en la élite de la especialidad, y que no debería sorprendernos si se lleva un metal para las islas como en su día hizo la veterana y todavía en activo a sus casi 42 años, Louise Robinson, en el primer mundial disputado en el año 2000.

Knapp y Besette son el estandarte del ciclo-cross norteamericano, un ciclo-cross en la que la presencia femenina va más allá de lo meramente testimonial y no son pocas las mujeres que participan en esta especialidad invernal. Desgraciadamente no gozan de la competitividad necesaria por el aislacionismo continental de un ciclo-cross que se circunscribe prácticamente a la Europa Central pero siempre han aparecido ciclistas norteamericanas en los primeros puestos de los campeonatos del mundo, y estás dos ciclistas a buen seguro que seguirán manteniendo la tradición.

A partir de aquí bien podría entrar Rosa Bravo, pero son tantas las vicisitudes favorables que deben darse para que fuera posible verla a la estela de estas ciclistas, que es recomendable apuntar a aquellas ciclistas que tienen tantas o más posibilidades de ocupar las posiciones por las que luchará Rosa Bravo, pero que si es la vallisoletana es quien lo logra, no debería sorprendernos.

Así que si para las anteriores ciclistas no entra dentro de sus previsiones verse por detrás de la ciclista española, algunas de las ciclistas que se citarán a continuación lucharán con Rosa por los mismos objetivos.

A la par:

- Anja Nobus (09/04/1974) Bélgica
- Susanne Juranek (25/02/1975) Alemania

Nos limitaremos a señalar dos ciclistas por lo habitual de la presencia de ambas en la especialidad ciclopedestre. Sorprende que la categoría masculina esté copada por ciclistas de procedencia belga y sin embargo las féminas de ese país, no estén a la altura de sus compatriotas. Es quizá Nobus la ciclista que más confianza transmite de ese país, que sin embargo está lejos de acercarse lo más mínimo a lo que realizan sus compatriotas masculinos. Juranek es una ciclista de un nivel similar a Nobus, seria y metódica, que está lejos de ofrecer el nivel estelar de otras compatriotas suyas, aunque eso no quita para reconocer a esta competitiva ciclista.

Jóvenes y peligrosas:

- Veerle Ingels (24/12/1981) Bélgica
- Sanne Cant (08/10/1990) Bélgica
- Linda Van Rijen (15/06/1988) Holanda
- Daniela Bresciani (04/07/1982) Italia
- Francesca Cucciniello (08/09/1984) Italia
- Gabriella Day (01/12/1984) Gran Bretaña

Cuando uno ve la edad de las ciclistas que domina el panorama internacional, todo aquella ciclista que haya nacido en la década de los 80 le parece una persona joven aunque para otros pudiera no serlo, pero a lo que a todas luces es un hito de precocidad, es la edad de la belga Sanne Cant, que a sus 16 años ya se codea con la élite mundial. No por llegar antes se llega más lejos, pero hace pensar que el futuro belga es más ilusionante que su presente, cuando además de a esta ciclista, unimos el nombre de Veerle Ingels, que próxima a cumplir 25 años, progresa adecuadamente y se está haciendo un nombre en la especialidad.
Es difícil de hablar de futuro en Holanda más allá de Marianne Vos, ya que siendo tan precoz en la conquista de cetros mundiales, da que pensar que su reinado se extenderá a lo largo de los próximos años, pero también hay jovencitas como Linda Van Rijen que a sus 18 años está en disposición de que en un futuro no muy lejano, junto con ciclistas como Marianne Vos, perpetuarán el dominio holandés en la especialidad.
Daniele Bresciani y Francesca Cucciniello son dos jóvenes aunque experimentadas ciclistas italianas de 24 y 22 años respectivamente. Son el relevo de ciclistas como Annabella Stropparo y Maria Paola Turcutto, que en su día, y especialmente cuando el mundial se disputó en suelo italiano, pusieron al ciclo-cross italiano a un nivel que ahora no poseen y que estas jóvenes están llamadas a recuperar.
Gabriella Day es una joven británica próxima a cumplir los 22 años de edad, en lo que junto a su compatriota Helen Wyman anticipa un buen futuro de la disciplina en las islas británicas, cosa que no ocurre en cualquiera de las categorías masculinas.

Quizá para alguna de estas jóvenes aun sea pronto y otras debido a su precocidad llegarán a la élite antes de lo imaginado, pero no deja de ser cierto, que en un mundo copado prácticamente en su totalidad por veteranas ciclistas, estas jóvenes están llamadas a ser su futuro relevo, y en lo que respecta a su presente deben ser tenidas en cuenta, puesto que posiblemente las veamos luchando con Rosa Bravo por objetivos similares.

Una vez presentadas las principales rivales de la vallisoletana y animando con ello a seguir las evoluciones de las féminas a lo largo de todo lo que queda de campaña, mi pregunta sigue siendo la misma, ¿conseguirá Rosa Bravo superar la barrera?

6 Comments:

At 11 de noviembre de 2006, 18:22, Anonymous Vijandi said...

Hola,puede que traspase esta barrera del 15º puesto pero no creo que sea fácil.Se tendrían que dar varias circunstancias para que esto pasara,como que todo le salga bien y que algunas de sus rivales tengan problemas de averías,caídas o un mal día.Las dificultades de rodar en grupo tambien son del ciclo-cross masculino español ya que a veces me pregunto cuando veo carreras internacionales si lo que estoy viendo es la misma disciplina que las carreras españolas que más parecen contrarreloj de ciclo-cross.Quizás si hubiera comenzado antes con el ciclo-cross y con una mejor técnica sus resultados hubieran sido mejores pues parece que físicamente condiciones tiene para ello.Nada me alegraría más que le salieran bien las cosas a Rosa Bravo corredora que ha apostado por el ciclo-cross.

Un saludo

 
At 11 de noviembre de 2006, 20:14, Anonymous Anónimo said...

Hola, (y perdón por no registrarme, algo debí hacer mal).

Cuando hace ahora dos años Rocío Gamonal nos comentaba a unos compañeros que Rosa, a causa de su renuncia a la ruta, había decidido preparar el ciclo-cross, pronostiqué que el primer año no conseguiría ganar el campeonato, así que como no darle valor al trabajo técnico que ha hecho, si piensas que entonces no tenía ni idea de ciclo-cross. No creo que la habilidad se pueda coger de manera mas acelerada, y de hecho la falta de experiencia la obliga a tomas mas riesgos que sus rivales.
Espero que de ahora en adelante, si obtiene puestos un poco mejores -ya que incluso a corredoras de su nivel de vez en cuando les toca un “top ten”- pues se le de el valor que merece.
Y es que eso es el problema, que en realidad, su motivación para intentar conseguir su máximo rendimiento es puramente personal, y así, aunque su esfuerzo sea encomiable, veo difícil que muchas mas se animen a repetir el camino, pues no bastan ganas y condiciones, también hay que tener la oportunidad.

Creo que mañana corre en Holanda, al menos está inscrita, en la tercera prueba (femenina) de la copa del mundo, en Pijnaker. Este año casi no hay diferencia entre una prueba de la copa del mundo y el mundial (y menos la habrá cuando en navidades llegue Lyne Besette y quizá alguna otra americana), así que habrá que estar pendiente de lo que haga.

Hasta luego.
"Fóroman" (o mejor "Canil Blancu", que me gusta mas).

 
At 13 de noviembre de 2006, 0:33, Blogger Marco* said...

Hola Canil Blancu!

Rosa Bravo 21ª en Pijnacker, posición que nos deja insatisfechos pero que tiene una lectura positiva y es que rondar la vigésima plaza nos parece poco en un ciclo-cross nacional que no tiene costumbre de alcanzar estos lugares.

Sobre la posibilidad de adquirir habilidad en un menor plazo de tiempo, si creo que se logra, ya que la destreza es directamente proporcional al trabajo y entrenamiento que se hace sobre ella.

En cuanto a los riesgos que toma la ciclista, los errores graves que le he visto cometer a la ciclista, vienen inducidos por la presión a la que es sometida, especialmente cuando es acosada por rivales que le angustian su rodar. Habitualmente no es una ciclista que tenga el arrojo de rodar por encima de sus límites como cualidad destacada.

A mi me da lástima la situación del ciclo-cross femenino, ya que curiosamente el ciclo-cross ha experimentado un auge en todas sus categorías excepto en la femenina. Posiblemente el Campeonato de España sea el único lugar en el que veamos una carrera femenina con nivel competitivo, puesto que las pocas que son, están repartidas por toda la geografía nacional e incluso alguna se queda en Italia.

Además si el desgraciado accidente de Nekane Lasa nos priva de verla competir, el panorama es más desalentador.

Sería positivo que la RFEC impulsase y recompensase el trabajo de las mujeres, más teniendo en cuenta que la actuación de Rosa Bravo en el próximo mundial puede ser la más brillante de cuantos representantes nacionales acudan.

Y si no sucede así, deberían las territoriales o provinciales tomar el testigo y actuar en consecuencia para mantener viva la llama del ciclo-cross femenino, ya que, si hay quien respalde a las ciclistas, éstas responden.

Un saludo!

 
At 13 de noviembre de 2006, 21:21, Blogger Canil Blancu said...

Hola:
dejando el tema de Bravo, que yo prefiero verla correr que hablar de si puede hacer esto o aquello, creo que hablando de apoyar el ciclocross femenino, tiene que salir el nombre de Horacio Barros. Fíjate como estaría el panorama si en el resto de circuitos autonómicos de ciclo-cross hubiera tantas corredoras nada mas que como las que suelen correr en el Caixanova.

Una consideración que siempre hago (y que nunca nadie me hace caso) es que no es lógico que en el estado se celebren 80 carreras de féminas de ciclo-cross. Estimo que debe haber unas 5000 participaciones masculinas por unas 200 femeninas en cada invierno. 5000 dividido entre 80 son sesenta corredores, pero es que 200 entre ochenda nos da dos corredoras y media. Nos sobra medio trofeo en cada carrera.

Yo no prohibiría la participación femenina nunca, pero con clasificación y premios aparte en no mas de tres-cuatro por autonomía (o país, cada cual lo llame como quiera).

Sobre el panorama internacional, se ma ha ocurrido comentar un poco la situación en cada zona. Creo que es interesante que los (tres o cuatro...je je) interesados en la categoría femenina de ciclo-cross internacional sepan que profesionales lo que se dice profesionales del ciclo-cross, únicamente están Daphny y Hanka. Esta última creo que este año ni ha corrido en ruta.

Luego está un grupo notable de "mediopensionistas": desde las corredoras de ruta como Lyne Besette (Telekom por el verano), a las estudiantes ¡como Marianne Voss!. En la entrevista de Cyclingnews precisamente Marianne dice que "la mayoría tienen pequeños trabajos", aunque la verdad es que no se decir cuales son.

Un tercer grupo son las promesas: aquellas que no hacen otra cosa que pedalear, y que sin embargo dependen aún de pequeñas becas y apoyos, pero que no se pueden considerar profesionales.

Y, por último, un grupo de corredoras que me llama la atención: el de mujeres casadas.

Un poco lo pongo para que quienes sean o estén cercanos a una joven corredora, se vaya haciendo una idea de como funcionan cada cual.

Eso sí, sin antes recordar que la especialidad ciclopedestre es con diferencia la especialidad mas segura (menos probabilidad de accdente grave) y también en la que una joven ciclista puede desarrollar sus facultades, sobre todo en los circuitos modernos, mas rápidos y menos penosos.

Y ya por útimo, a quien firma como Marco*, agradecerte el tiempo dedicado a la documentación y redacción del comentario.

Añado estas galerías, donde podéis ver a casi todas las corredoras que Marco* citaba:

http://www.pixagogo.com/0853654713
(aparecen,por este orden: Vos, Leboucher, Hormes-Ravenstein, V.Ingels, Kupfernagel...y ya la carrera. La chiquita de publicidad "Nys" es Sanne Cant (19).

http://www.pixagogo.com/7852644514

Saludos, espero que os gusten las fotos, de la página
http://www.wielerpunt.com/

(otras galerías de Pijnaeker aquí también)
http://www.sportfoto.nl/

 
At 15 de noviembre de 2006, 15:33, Blogger Canil Blancu said...

hola,unos apuntes:

-Mirjan Melchers creo que no se recuperará para esta temporada. Ojalá quede sin secuelas, pero recordé algo y al mirar comprobé que había tenido un serio accidente: rotura de cadera, pelvis y mandíbula.

-Lyne Besette ha ganado el campeonato canadiense. Pienso que este año irá aún mas fuerte que el anterior. Es curioso que el equipo de Besette de ciclo-cross y Marianne Vos llevan Sram.

-Sabine Spitz no tengo claro que corra, en su página no pone nada ¿?

-Maryline Salvetal este año no parece muy centrada en ciclo-cross. Como ha dicho Germán en solociclocross el domingo estaba en una carrera local en lugar de ir a Pijnaker.

Ah, y un saludo para Nekane Lasa si llega a leer ésto, y que se recupere pronto y sobre todo bien.

 
At 15 de noviembre de 2006, 21:12, Anonymous Marco* said...

Hola Canil Blancu!

No tienes que agradecer nada. Si al final sirve para suscitar el interés de alguna persona más, aparte de las que habitualmente se interesan por el ciclo-cross y en este caso el femenino, bienvenido sea.

Es un buen apunte el de Horacio Barros que curiosamente sirvió para que la vecina Portugal apareciese en el concierto internacional del ciclo-cross hace unos años.

Se que las féminas son minoria, y que incluso sobran trofeos en los podium femeninos de ciclo-cross pero pienso que no premiar el esfuerzo de unas ciclistas por el hecho de que no se presenten más ciclistas en la salida puede tener un efecto negativo.

Pienso, y no sólo para el conjunto de las féminas sino para la mayor parte de las categorías, que con el extenso calendario del que se goza en estos momentos, buena parte de esas pruebas deberían tener más de encuentro ciclista que de competición estrictamente dicha.

Me explico. Hace falta acercar a la práctica deportiva, incluso como aspecto lúdico, anteponiendo este objetivo a unos resultados deportivos, que bien puedieran acotarse a los eventos que poseen una estructura y unos recursos económicos notables.

En cuanto al resto de lo que comentas, de Sabine Spitz creo que fue un participación puntual por el hecho de que el Campeonato del Mundo se disputó en Alemania, así que dudo que la podamos ver.

De Maryline Salvetat me sorprende un tanto. Quizá fuese más cómodo correr en casa que viajar, y no por ello tenga el ciclo-cross olvidado, puesto que participando estaba aunque en una carrera menor.

También pienso que Lyne Bessette está en disposición de mejorar lo alcanzado el año pasado. La vuelta de Tim Johnson al ciclo-cross tras su periplo con el Saunier Duval-Prodir de "Matxin" puede ser muy beneficioso para la canadiense.

Y en cuanto a Nekane Lasa, cuando la pude ver a finales del verano, se me cayó el alma al suelo, sólo con pensar el brutal accidente que pudo sufrir.

Espero que de verdad se recupere bien, y podamos volver a contemplar su tímida sonrisa de nuevo.

Un saludo!

 

Publicar un comentario

<< Home