16 de enero de 2007

Hermida impuso su ley


El Campeonato de España de Alcobendas 2007 pasará a la historia por ser aquel donde la satisfacción por esta modalidad ciclista estaba presente en la práctica totalidad de las personas allí congregadas.

La victoria en la categoría elite fue a parar a manos de José Antonio Hermida, vencedor del pulso mantenido con Isaac Suárez a lo largo de la prueba. Hay quien habla de sorpresa en la victoria del catalán, pero que nadie se lleve a engaño, puesto que el talento ciclista de este corredor es indudable.

Pero hay un detalle importante para hablar de los resultados que se dieron en prácticamente todas las categorías, y ese detalle fue el circuito donde se disputó la carrera. Lo que en un principio habían anunciado para ciclistas venidos desde la carretera, bien hubiese sido cierto, de no haber marcado la organización el circuito de tal forma que sinuosas subidas y bajadas en las laderas del parque donde estaba enclavado el recorrido demostrasen que no era así.

Y es que el circuito favorecía a las ciclistas llegados desde el mountain bike en lugar de a los llegados desde la ruta. Así a Cataluña, con un perfil de ciclistas de ciclo-cross llegados desde las ruedas gordas, podríamos coronarla como gran triunfadora de estos campeonatos de España por delante de Euskadi, cuyos ciclistas en su mayoría guardan un procedencia rutera.

¿Pero que circunstancia técnica nos dice que esto era así? Es curioso, la mayor parte de los ciclistas hablaban de que era un circuito técnico, pero no iban mucho más allá para explicar a que se refieren cuando utilizan el socorrido término. Si alguna vez oyen que algún ciclista o persona relacionada con el ciclo-cross emplea para definir un circuito la palabra "técnico", indaguen preguntándole a la persona en cuestión a que aluden con esa palabra y qué es exactamente lo que quieren decir. La respuesta siempre será interesante, puesto que tendrán la posibilidad de por un lado conocer un poco más de este deporte y profundizar en el aprendizaje de la especialidad o bien le servirá para destapar que la persona en cuestión, utiliza una palabra sin saber lo que dice.

El ciclista que practica mountain bike tiene una característica realmente favorecedora para algunas de las disciplinas en las que habitualmente se embarca. Su especialidad ciclista le obliga a adaptar su cuerpo sobre su bicicleta de tal forma que el equilibrio y la tracción sean las más óptimas. Esa habilidad los convierte en los ciclistas que mayor rendimiento y efectividad obtienen por cada pedalada que dan, y tal facultad ha hecho posible que ciclistas que parten desde el mountain bike hacia el ciclismo en ruta, se muestren como grandes ciclistas cuando la carretera discurre entre las más altas cumbres, como ejemplo de ello son Michael Rasmussen y Cadel Evans.

En el circuito de Alcobendas esta circunstancia se antojaba fundamental por el revirado trazado de buena parte del circuito, y por la complejidad que a estas zonas añadía un deslizante piso que había perdido su hierba con el continuo pasar de los ciclistas. A esto se sumaba la circunstancia de que el sinuoso trazado no se limitara a eso, sino que pasase de descenso a ascenso en pocos metros, acentuando notablemente lo anteriormente comentado.

El componente del estado físico también era importante, puesto que el arrancar y parar era constante y hacía mella en los ciclistas, no pudiendo estos mantener un ritmo constante que hubiese favorecido los intereses de los ciclistas de ruta.

José Antonio Hermida no partía en los primeros puestos de la parrilla de salida por su escasa participación en pruebas de Ciclo-Cross a lo largo de la temporada, ya que era su cuarta prueba. Sin embargo en la primera de las vueltas pasaba únicamente con diez segundos de retraso con respecto a un trío liderado por Suárez, Vázquez y Ortiz. En la primera vuelta ya habían perdido todas sus opciones de meterse entre los diez primeros clasificados dos clásicos imprescindibles de la especialidad como Carnicer (16º) y Prieto (28º), cuyos percances en el primero de los giros los confinó destacadamente a los últimos lugares, haciendo gala de un tesón y un saber estar remontando a lo largo de la carrera, del que muchos jóvenes deberían tomar buena nota.

Las primeras vueltas llevaban el sello de la incertidumbre, con un buen número de ciclistas en un intervalo corto de tiempo, y con un José Antonio Hermida que iba accediendo velozmente a los puestos de cabeza según iba transcurriendo la carrera, para ser en el tercero de los giros, cuando alcanzó el liderato. Continuó en la cuarta vuelta con el mismo pedalear que lo había llevado a tan privilegiada posición, llevándose únicamente a rueda a Isaac Suárez, y abriendo hueco con el resto.

Con un Hermida liderando la prueba y con el cántabro Suárez soldado a su rueda se desarrolló el resto de la carrera. José Antonio Hermida tomaba como si del peralte de un velódromo se tratase, las sinuosas y complicadas curvas, haciendo que su bicicleta tomase unos metros de ventaja con respecto a la de Isaac Suárez, pero buena parte de lo conseguido se iba en las rectas del recorrido, puesto que ahí Suárez imprimía velocidad a su bicicleta, y especialmente también en la zona de escaleras, donde la verdad sea dicha, Hermida no las superaba con facilidad, siendo el más lento de los ciclistas de cabeza en este complicado tramo.

Hermida llevaba un interesante ritmo, dando la cara en todo momento y llevando completamente el peso de la carrera. Pero Isaac Suárez estuvo muy bien a lo largo de la competición. Pegado magníficamente a su rueda, cuando en cada momento daba la sensación que Hermida tomaba unos metros y se marchaba, ahí estaba el cántabro para volver a situarse a la estela del catalán, incluso en los tramos sin complicaciones, dando la sensación de que iba cómodo.

La carrera del dúo cabecero fue de muchos quilates, puesto que a diferencia de lo que ocurre en Europa, no estamos acostumbrados a ver a dos ciclistas ir conjuntamente hasta el final de la prueba. Sin ir más lejos, el ciclismo que estamos más acostumbrados a ver es el de los ciclistas que se jugaban la medalla de bronce. Ataques constantes perpetrados por cualquier ciclista que en un momento dado de la prueba se crecía antes sus rivales. Impacientes y dejándose llevar por el corazón diferentes ciclistas fueron apropiándose momentáneamente de la medalla de bronce en las diferentes fases de las prueba.

Este cuarteto que luchaba por una medalla de bronce estaba integrado por Antonio Ortiz, Santiago Armero, Unai Yus y Oscar Vázquez, a los que en el último tercio de la prueba se les unió Javier Ruiz de Larrínaga, un ciclista que si es capaz de movilizar a tal número de aficionados, tan ruidosos como coloristas y simpáticos, algo bueno tiene que tener. También a este ciclista la salida le perjudicó, pero le costó mucho acceder a la cabeza de carrera y se pasó restando lentamente segundos en cada paso por meta hasta que por fin fue capaz de dar alcance al grupo que luchó por la medalla de bronce.

Quién tras pertenecer a este grupo en las primeras vueltas fue paulatinamente perdiendo posiciones vuelta tras vuelta fue un desdibujado José Antonio Diez-Arriola, que yendo a menos vuelta tras vuelta sólo pudo clasificarse en 13ª posición.

En la lucha por la medalla de bronce, vimos como un soberbio Antonio Ortiz pujaba por ella con descaro en un primer momento, luego como tomaba el testigo Unai Yus pero quien más tiempo estuvo con la medalla virtualmente colgada al cuello fue Santiago Armero, que a buen seguro acabó con un sabor agridulce la prueba. Satisfacción por un lado, ya que por fin realizaba un buen Campeonato de España en el que siempre se estrellaba a pesar de acudir anualmente con opciones para alcanzar las posiciones de privilegio y amargura por finalizar en la cuarta plaza cuando, vista la prueba, bien pudiese haber estado en el podium de vencedores con la medalla de bronce colgada al cuello.

Ruiz de Larrínaga fue escalando posiciones, pero una vez que optaba con todas las de la ley a medalla, y con más opciones que otros puesto que venir desde atrás remontando da ese plus que no tiene el que se ve superado, perdió sus opciones en la última vuelta, clasificándose en la séptima plaza, que no fue recompensa suficiente para un ciclista que merecía mejor premio por la carrera realizada.

Vázquez elevó su ritmo en las dos últimas vueltas y esto le sirvió para abrir hueco y hacerse con la medalla de bronce. Premio al más paciente de los perseguidores y al que mejor supo leer la carrera. Dejaba hacer al que impulsivamente atacaba y con cabeza acababa tarde o temprano dándole caza.

Ortiz se mostró batallador en la prueba, y en la misma recta de meta perdió la cuarta plaza quedándose con la quinta posición final. Durante la carrera, el andaluz hubiese necesitado una buena dosis de templanza, puesto que las ganas le podían, y tan pronto transitaba con unos segundos de ventaja con respecto al grupo de ciclistas que luchaba por la medalla de bronce, como estaba confinado al último de los lugares de este grupo. Ortiz debe tomar buena de esta temporada, puesto que con una mayor implicación en el ciclo-cross y la experiencia cosechada durante este tiempo, tiene por delante un crecimiento en esta especialidad como la de pocos dentro de esta disciplina.

Quien también se vio superado en los últimos metros, quedándose con la sexta plaza final fue Unai Yus. No ha sido la temporada que imaginaba ya que acaba de forma bien distinta a la que empezó. No hizo una mala prueba, pero en el ciclo-cross nacional de hoy en día se pide algo más, y el que se despista o no está centrado, en este plano de igualdad existente, es superado por los que vienen por detrás.

¿Y la lucha por el Campeonato de España? El duelo continuaba con los dos protagonistas durante prácticamente toda la carrera juntos. Un Hermida liderando la prueba en todo momento y un Suárez solidamente acoplado a su rueda.

El catalán llevaba un ritmo que le convenía. Lo suficientemente rápido como para mantener a distancia al resto de rivales y a su vez no permitir el descanso del ciclista que rodaba junto a él. Parecía que en cualquier momento se podía despegar, pero el cántabro respondía con suficiencia. El pedalear de Suárez engañaba dando una sensación diferente al compararlo con la viveza que mostraba Hermida en su pedaleo. El cántabro estaba haciendo una carrera brillante y se iba a jugar todo en la última vuelta, en una llegada cuyos últimos metros le favorecían. Pero Hermida también jugaba a ganador. Analizó a su rival y en el lugar donde el catalán era más superior al cántabro, avivó el ritmo, lo que hizo que Isaac Suárez cometiese un error al intentar seguirlo. Error forzado y Hermida puso terreno de por medio. A Isaac se le vino el mundo encima y no pudo llegar al lugar en el que él había determinado jugarse la carrera. En el otro lado, José Antonio Hermida haciendo en la última vuelta la más rápida de todas las que había dado hasta el momento. El pistolero guardaba una bala en la recámara, y en el primero de los disparos acertó de pleno.

Hermida disfrutaba la victoria y Suárez derrotado simplemente se dejaba llevar hasta la meta. Por detrás y para el bronce entraba sólo Vázquez, el más inteligente de los perseguidores, en los que sus otros protagonistas entraban en un pañuelo.

En definitiva un gran Campeonato de España para un gran ciclista, y en el corazón de los aficionados al ciclismo que estuvieron presentes, una especialidad ciclista que los enamoró. Sin lugar a dudas, el gran vencedor de estos campeonatos, por encima de cualquier nombre, fue el del propio Ciclo-Cross.

14 Comments:

At 16 de enero de 2007, 21:22, Blogger PICO DEL AGUILA said...

Hola!

En mi caso personal fuí uno de los afortunados de pasarme por Alcobendas y la verdad es que me alegro un montón. Fue una mañana que paso de entretenida a espectacular y lo que mas cuenta, ilusionante para la especialidad.

Me gusto muchisimo dentro de mis limitaciones de criterio el circuito, sobre todo en la zona en que se serpenteaba subiendo y bajando por la ladera junto al lago

Me llamaron la atención sobre todo dos aspectos; la curva embarrada después de la bajada y como la sorteaban unos y otros y también la cercanía con los participantes, sintiendo practicamente su resueyo y sin que ello suponga para nada ningun tipo de molestia

Me gusto mucho, supongo que como a todos la cantidad de gente concentrada en el circuito, lo de la llegada fue espectacular......

Creo que cuando menos será señal de que algo allí se hizo bien este fín de semana, a ver si algunos toman nota

Saludos!

PD: Visto lo visto, habra que plantearse en lo personal el ir a Igorre de una vez por todas a ver a los dominadores mundiales de la especialidad

 
At 16 de enero de 2007, 22:13, Anonymous Vijandi said...

Hola, a mí el circuito no me gusto y creo que se podría haber mejorado.Demasiadas "trampas" en forma de bordillos canaletas de riego,acequias o algo parecido,tramos de arena,etc.Además a mi gusto faltaban sitios para poder pedalear de continuo sin tantas interrupcines,las pocas rectas que había (la que precedía al sube y baja de la ladera y la de despues del puente hacia boxes) estaban en descenso con lo cual a mitad recta ha de parar de dar pedales por la cercanía de la curva.Ante todo esto los carreteros no han tenido sitio donde expresarse y dar de continuo pedales.

Afortunadamente no ha habido muchas averías ya que en mi opinión faltaba un boxe en la parte de despues de meta.Otro detalle que no me ha gustado es que hubieran podido poner una moqueta para evitar resbalones en las escaleras de despues de meta, tambien faltaban pasos para el público para poder atravesar el circuito.

A pesar de esto se han podido ver bonitos duelos como el de Hermida y Suarez por el título y el de Vazquez,Armero,Yus y Ortiz por el bronce.
S. Armero ha realizado una buena salida,cosa no habitual,que le ha permitido meterse en el grupo por el 3º puesto sin el sobreesfuerzo que supone el remontar.El contrario Ruiz de Larrinaga que ha tenido que ir remontando casi toda la carrera para llegar fundido a la última vuelta.De ahi lo importante de salir bien.

En la lucha por el título Hermida a llevado a Suarez a su terreno.Quizás Suarez debió de probar en la penúltima vuelta en el tramo que va de boxes a meta por que no daba la impresión de ir con el gancho puesto.Luego en el sube y baja al tensar la cuerda Hermida Suarez ha picado el anzuelo intentando seguirlo de cerca cosa que lo ha afixiado cuando en el tramo de escalelas hubiera podido recortar la ventaja para jugarselo todo en el ultimo instante donde tenía más posibilidades.

Capítulo aparte merecen Carnicer y Prieto con su saber estar y su pundonor dando ejemplo de lo que se debe hacer cuando hay adversidades.el púbico los rsupo recompensar con ánimos y aplausos.Todo lo contrario de lo que hizo D.Seco el año pasado en Igorre.

Ya van 8 campeonatos sin televisión y la verdad no se a que esperan ya que el espectáculo vale la pena.

Nunca había visto en directo a Hermida y me ha dejado impresionado en como curveaba,parecía que iva sobre raíles.

En fin que ha valido la pena desplazarse para pasar un fin de semana completo.

Un saludo.

 
At 16 de enero de 2007, 22:26, Blogger Canil Blancu said...

¿así que andábais por ahí?

Una gran carrera, con un poco de suerte habrá mas iguales.

A mí el circuito me dejó un poco indiferente. Se veía todo, eso sí, pero no me convenció para los élites.

Si para los juveniles, master etc pero los élites pienso que no tenían ningún lugar donde se les viera desarrollar toda la fuerza, ninguna subida donde solo pasaran sin apearse los mejores... bien pero no es un circuito de 10 ni el circuito ni la organización.

Como

 
At 16 de enero de 2007, 22:31, Blogger Canil Blancu said...

¿Dónde se edita esto? Di a acceder y publicar y salió. Parece que coincido con Vijandi...

Un saludo y un placer leeros.

 
At 17 de enero de 2007, 2:02, Blogger Marco* said...

Hola!

En primer lugar muchas gracias por vuestras intervenciones. Siempre es interesante conocer vuestras opiniones.

Pico del Aguila: En Igorre tendras la oportunidad de ver a las estrellas más importantes de este deporte a nivel mundial, pero el ambiente será más frío, ya que sólo si David Seco es capaz situarse en una buena posición, el público se entusiasmará. En Alcobendas la identificación regional de espectadores y ciclistas hace que las pruebas se vivan con un mayor fervor.

La zona donde te situaste no me gustó. Las curvas más peraltadas y excesivamente cerradas restaban vistosidad. Los días anteriores, sin estar marcado el circuito, algunos ciclistas hacían las curvas más suaves, circunstancia que hacía más fluido el transitar de los ciclistas. Demasiados momentos explosivos en un reducido número de metros.

La bajada que señalas tenía un ángulo en su curva inapropiado, lo que ocasionó un buen número de caídas a lo largo del fin de semana.

Vijandi: Pensé que alguna de las trampas, especialmente los canalones se cubrirían con arena, pero ví como este elemento acabaría siendo un obstáculo artificial.

El control de material doble fue un error. Es cierto que no fueron muchos los ciclistas que averiaron, pero a aquel que le sucedía tras pasar el control de cara a meta, se veía obligado a abandonar la carrera. En la campa que había tras la zona de meta hubiese sido acertado ubicar un puesto de material.

Ruiz de Larrínaga quitaba muy pocos segundos por vuelta por desconocimiento de la especialidad. La elección de trazadas desacertadas le hacía perder buena parte de los segundos recuperados en zonas donde podía lanzar con velocidad la bicicleta. Cuando uno da vueltas por el circuito reconociéndolo o calentado, debe hacer algo más que pedalear como un autómata.

Más que de David Seco en Igorre´05, me acordaba de algunos ciclistas que en estos Campeonatos de España decidieron tirar por tierra un buen resultado, cuando vieron que la victoria no estaba a su alcance.

Curioso que haya publicidad de TVE en las programas oficiales del Campeonato de España y luego la información en este medio brille por su ausencia. Quién si estuvo fue TeleMadrid, aunque entrevistar a los protagonistas en la parrilla de salida instantes antes de empezar la prueba fue totalmente desacertado. Pero no culpemos a los profesionales de la información, sino al federativo de turno que animaba a la periodistas para que hiciese las entrevistas argumentando que era necesario que el ciclo-cross saliese por la televisión. Mientras tanto los árbitros esperando a que acabara de formular las preguntas para poder dar la salida.

En cuanto a Suárez, se iba a jugar todo en la última vuelta. Si se lo jugaba en la penúltima, cabía la enorme posiblidad de que Hermida le hubiese dado caza al pasar nuevamente por el revirado tramo del lago cercano a meta.

Un saludo!

 
At 17 de enero de 2007, 13:25, Anonymous Anónimo said...

Hola Marco felicidades por tus cronicas. Hablas de Hermida como de los peores ciclistas en el tramo de escaleras y en la foto se ve que tiene la misma tecnica que los especialistas de siempre. Pues aclarar un poco esto? gracias

 
At 17 de enero de 2007, 15:26, Blogger Canil Blancu said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 17 de enero de 2007, 15:28, Blogger Canil Blancu said...

hola, ayer me hizo gracia porque mientras escribía y leía otras cosas publicó su comentario Vijandi y empezaba tan parecido que pensaba que era el mio! Por eso no lo borré.

Me gustaba comentarte, Vijandi, que la manera de bajar de Hermida es muy particular y no la entienden muchos aficionados. ¿te acuerdas cuando se cayó en Atenas? fue haciendo lo mismo, es una técnica que (que perdone si me equivoco) consiste en entrar en las curvas no solo al límite sino empleando el mínimo esfuerzo muscular, con el fin de ahorrar esfuerzo. Esto tiene el inconveniente de que no deja margen a la rectificación en caso de derrapada imprevista, pero resulta muy vistoso de ver.

El circuito de la Casa de Campo viene a ser lo mismo pero en 10 km.

Por cierto, Suárez no es el único que piensa en la retirada. Ortiz lo tiene casi decidido, aparte claro está de los profesionales de la ruta, es decir, prácticamente todo lo interesante de la carrera.

Anónimo: símplemente, en cada vuelta Suárez empezaba con algunos metros de desventaja en las escaleras y acababa a rueda. Hermida se bajaba muy rápido para ser un biker.

Hasta luego.

 
At 18 de enero de 2007, 1:46, Blogger Marco* said...

Hola!

Anónimo: Para explicar el motivo por el cual Hermida era de los más lentos de entre los corredores que transitaban en la cabeza de la prueba, una secuencia de imágenes vendría de perlas, pero la imagen en la que aparece José Antonio Hermida dentro de este blog también sirve de modo ilustrativo.

La foto en la que aparece Hermida es la zona que precede a las escaleras, y está haciendo el movimiento previo a bajarse totalmente de la bicicleta para ascender el primer peldaño. En la foto comete un error significativo, debido fundamentalmente a que el ciclo-cross no es su especialidad y por tanto no domina los aspectos propios de esta disciplina.

Así de este modo, desmonta de la bicicleta y su pierna derecha la deja por detrás de la izquierda. Lo idóneo hubiese sido que Hermida colocase su pierna derecha por delante de la izquierda.

¿Qué hubiese posibilitado ese movimiento? Pues que a la hora de soltar el pedal buena parte de la velocidad con la que viene el ciclista no se hubiese perdido, ya que la colocación de la pierna derecha por delante de la izquierda contribuye a dar el primer paso de la carrera a pie en la forma natural del caminar, manteniendo la velocidad y ahorrando un tiempo, que aunque pueda ser insignificante (1 seg. p.ej.) vuelta tras vuelta es un tiempo a tener en cuenta.

De la forma que lo hacía, buena parte de la velocidad que imprimía a la bicicleta se disipaba en el momento de apoyar ambos pies en el suelo.

A la hora de destacar en esta especialidad la optimización de los movimientos a ejecutar es algo sobre lo que se debe insistir en el entrenamiento. Si tienes posibilidad de fijarte en este detalle cuando veas obstáculos artificiales o escaleras en el Mundial, fíjate a la velocidad que entra por ejemplo Erwin Vervecken y compáralo con aquellos que hayan llegado recientemente a la especialidad.

Podríamos profundizar, puesto que la foto de David Lozano en el Campeonato de España recogida en lo comentado sobre la categoría Sub´23 también tiene mucho para comentar, pero sobre José Antonio Hermida no tengo fotos sobre este tramo como para comentarlo, puesto que hablar sin una referencia visual, puede ser confuso.

Canil Blancu: ¿Conoces los motivos de Antonio Ortíz para pensar seriamente en tomar tal decisión?

Un saludo!

 
At 18 de enero de 2007, 18:09, Anonymous Anónimo said...

No sabia que en una foto diese para comentar tanto. Gracias Marco.

 
At 18 de enero de 2007, 20:51, Blogger Canil Blancu said...

hombre, aunque Antonio vista igual que Sauser, ahí se acaba la similitud. Desde que salió de Bh su contrato no es profesional del todo, y Antonio debe ir por los 30.

Quizá si se armara muy gorda con lo del ciclo-cross, se lo pensara, pero creo que va ser que no.

Una gran persona, simpático y agradable donde los haya, firmó aquí una gran carrera.

Creo recordar que su momento mas dulce fue un puesto 16º en el mundial de Kaprun, quizá recuerdes las imágenes de la carrera, un barrizal increible y una demostración de técnica por parte de Green y Meirhaege tremenda.

No me había fijado en la pierna de Hermida, los biker se bajan así porque cuando te apeas es en cuesta sin inercia, como en Atenas por ejemplo. La mano a mí me gusta ponerla al revés, y saltar con el freno central, pero aún así de como lo hace un aficionado como yo a como lo hace uno de los profesionales te quedas asustao. De Clerck se apeaba y adelantaba a los que subían montaos.

 
At 18 de enero de 2007, 22:13, Blogger Marco* said...

Hola Canil Blancu!

Por lo que das a entender es un abandono del ciclismo total y no de la especialidad ciclopedestre únicamente. Efectivamente tiene 29 años, que serán 30 el próximo mes de Septiembre. De todas formas compatibilizar el ciclo-cross con otra labor profesional es mucho más sencillo que hacerlo con otras especialidades.

Por cierto no creo que sea lo mejor para el rendimiento del ciclista iniciar la temporada con ese pensamiento en la cabeza.

Recuerdo Kaprun 2002 aunque Antonio Ortiz fue 18º en aquella prueba pasada por agua. Coincido contigo al hablar del ojenete en los términos que lo haces sobre su persona. Es un buen chaval.

Y siguiendo sobre lo de desmontar de la bicicleta: Hermida lleva la mano izquierda en la maneta de freno tradicional e interpreto que tú gustas de hacerlo en las manetas accesorias que se situan en la parte central del manillar. En ambos casos es interesante llevar el cableado de frenos al reves de lo habitual, es decir, en la maneta izquierda el freno trasero y no el delantero, siempre evidentemente que uno baje por ese lado de la bicicleta. De esta forma hay un mayor control de la velocidad de la bicicleta y se reduce el peligro de accidente puesto que la acción del freno delantero en esa posición puede hacer que el ciclista tropiece, se desequilibre o se caiga.

La otra mano, la derecha, tampoco es correcta su colocación, puesto que tal y como la tiene Hermida es imposible que con el movimiento del brazo pueda cargársela en el hombro. Por eso, colocar como dices la mano al revés permite subir la bicicleta al hombro con el movimiento del brazo.

De todas formas siendo ortodoxos y si lo que deseamos es cargar la bicicleta al hombro, agarrar la bicicleta del tubo horizontal no es lo idóneo.

Un saludo!

 
At 30 de enero de 2007, 22:16, Anonymous Anónimo said...

Por cierto, que tiene Hermida en el tobillo? Parece el pulsometro...pero no creo que sea el sitio idoneo para llevarlo.

Un saludo!

 
At 5 de febrero de 2007, 17:37, Blogger Marco* said...

Hola Anónimo!

No era el pulsómetro, era el chip de cronometraje que todos los ciclistas llevaban para registrar su clasificación y los tiempos vuelta tras vuelta. En este caso los servicios deportivos fueron realizados por la empresa Edosof.

Un saludo!

 

Publicar un comentario

<< Home