13 de febrero de 2007

Un príncipe con siete reinos

En la costa noroeste del continente europeo, enclavado en el Mar de Irlanda y formando parte de las Islas Británicas existe un pequeño archipiélago en el que vino al mundo Mark Cavendish un 21 de Mayo de 1985.

Ellan Vannin es el nombre de este archipiélago, pero como el idioma manés es prácticamente desconocido y está más extendida su acepción inglesa, conocemos a este lugar geográfico como Isla de Man.

Quizá pocos sean los que conozcan y ubiquen esta isla, pero anualmente tenemos imágenes de ella con su singular, espectacular y legendaria "Tourist Trophy", prueba motociclista que cumplirá este año su centenario y que recorre toda la isla por su única carretera.

Es una pequeña isla de aproximadamente 572 kilómetros cuadrados, fundamentalmente llanos, salpicada con pequeñas colinas, y que sólo cuenta con una montaña, el monte Snaefell de 621 metros de altitud situada en el centro de la isla.

Cuenta un antiguo dicho popular que desde la cima del monte Snaefell se divisan siete reinos, los reinos de Man, Escocia, Inglaterra, Irlanda, Gales, el Cielo y el Mar. Y es allí donde Mark Cavendish empezó a dar sus primeras pedaladas. Por eso no debe extrañar a nadie que como muchos ciclistas que tiene acotado su pedalear por la barrera geográfica del mar su destino ciclista iba encaminado directamente hacia el velódromo.

Así en un lugar como Gran Bretaña, donde se cuida el ciclismo en pista como en pocos sitios del mundo, con su talento, pronto empezó a hacerse un hueco dentro del combinado nacional consiguiente victorias y puestos de mérito. En un ciclista tan joven todos los resultados quedan cerca en el tiempo pero el no ser convocado con la selección nacional británica para los campeonatos del mundo cuando destacaba en la categoría juvenil lo marcó y fue poco después cuando tuvo oportunidad de resarcirse.

Dos años más tarde, en el año 2005 y dentro de los Campeonatos del Mundo de Ciclismo en Pista celebrados en Los Angeles (EE.UU.) el nombre de Mark Cavendish quedó grabado en la mente de todos. En su primera participación en un Mundial, el joven ciclista se hizo con la cuarta plaza en la prueba de Scracht aunque la gran gesta llegó cuando en la prueba de Madison junto con el veterano Robert Hayles, doce años mayor que él, obtuvo la medalla de oro, batiendo a parejas tan contrastadas como Slippens y Stam (Holanda) o Gilmore y Keisse (Bélgica) que fueron quienes completaron el podium.

El 2006 no le sonrió de la misma forma y tan sólo pudo ser cuarto en la prueba de Madison en los Campeonatos del Mundo de Burdeos (Francia) nuevamente junto a Robert Hayles alzándose con el triunfo el mallorquín Joan Llaneras y el malogrado Isaac Gálvez. Sin embargo si alcanzó una emotiva e importante victoria en los Juegos de la Commonwealth celebrados en Australia, puesto que se alzó con el oro en la prueba de Scracht. El tono emotivo vino en la dedicatoria a un compañero de entrenamiento de tan sólo 13 años de edad, James Barry, que fue víctima del infortunio mientras entrenaba junto a Cavendish y otros jóvenes talentos británicos. La importancia de la victoria reside en que la Isla de Man lograba una medalla de oro en estos juegos 20 años después de la última conquistada.

Pero esta destreza en el anillo se une a su talento para el ciclismo en carretera como ha dejado constancia en sus participaciones en los mundiales de ruta. Así en el año 2005 en los Campeonatos del Mundo de Madrid (España) ocupó la 14ª plaza y un año más tarde en los Campeonatos del Mundo de Salzburgo (Austria) se clasificó en la 11ª posición, todo ello dentro de la categoría Sub´23. Formaba parte del equipo alemán Team Sparkasse conocido por albergar en su conjunto al experto pistard Andreas Beikirch o al singular Stefan Parinussa, hasta que el todopoderoso equipo T-Mobile posó su atención en él y lo incorporó a sus filas mediada la campaña pasada, y en la que desde el primero de los momentos mostró su condición de velocista adquirida en los velódromos.

Este año ya se ha dejado ver en la Estrella de Bessèges y si tienen posibilidad de observarlo en la Vuelta a Andalucía en próximas fechas, que no les sorprenda su desenvoltura en los instantes finales de las llegadas masivas, puesto que puede ser el ciclista que rompa la tendencia británica de no exportar las figuras de los velódromos a las carreteras del mundo con éxito.

6 Comments:

At 13 de febrero de 2007, 22:56, Anonymous Nacho said...

Muy interesante Marco, como siempre.

Continuando con ciclistas poco conocidos me ha llamado mucho la atención el ciclista rumano que ha fichado el Amore e vita de 20 años que el otro día realizó una meritorio G.P. Donoratico llegando entre los primeros.

resulta que en sus dos años de sub23 apenas ha podido correr seis carreras, pero sus valores físicos son muy buenos, y en competición, por lo visto en la primera carrera del año no desentona ni mucho menos. Curioso.

 
At 14 de febrero de 2007, 1:34, Blogger Marco* said...

Hola Nacho!

Gracias por tu comentario.

Te refieres a Marius Stoica. A mi me llamó la atención su nacionalidad ciclista que no su calidad puesto que en la categoría juvenil no hizo nada digno de mención, y más con el agravante de que también era un ciclista que ostentaba el título de Campeón de Rumanía de triatlón.

Así que si a estas alturas de temporada ha alcanzado puestos entre los primeros, con lo que conocía hasta la fecha de él, sencillamente no me lo creo.

El año pasado a las órdenes de Primo Franchini no hizo nada destacable como para ser incorporado a un equipo profesional. No se donde llegará este ciclista, pero de lo que no me cabe la menor duda es que se han precipitado al ascenderlo.

Un saludo!

 
At 14 de febrero de 2007, 13:33, Blogger PICO DEL AGUILA said...

Hola!

No he podido resistir la tentación tras leer la entrada de comprobar el mapa de carreteras de la Isla de Man para ver con cuanto terreno contaba el amigo Cavendish de cara a realizar sus entrenos en casa

[img]http://fotos.subefotos.com/2d3ab01e7a8c8fa8ae24accc4868d8f7o.jpg[/img]

La conclusión es que aún habiéndose dado supongo que unas cuantas vueltas por toda la Isla en ellos, tiene dónde elegir para no transitar siempre por la misma carretera

Saludos!

 
At 14 de febrero de 2007, 15:28, Blogger Marco* said...

Hola Pico!

La Isla de Man tiene unos 48 kilómetros de largo y entre 13 y 24 kilómetros de ancho.

La carretera por donde transcurre la "TT" es la única que da la vuelta a la isla, aunque no quiere decir que sea la única que existe. También el 40% de la isla está deshabitada.

De todas formas, desde que entró a formar parte del programa olímpico trasladó su residencia a Manchester e incluso hay temporadas a lo largo del año que está en Italia.

Un saludo!

 
At 14 de febrero de 2007, 23:04, Anonymous Escartin said...

El otro día estuvimos comentando los del equipo lo de este corredor. Nos pusimos de acuerdo en todo menos en su nacionalidad. Unos dijeron que era ingles, otros alemán y otros dijimos que era italiano.

Pero lo que más llama mi atención sobre este corredor son sus medidas. Un supuesto corredor de pista que gana en scratch como lo hizo en melbourne debe de ser alto y sobre todo boluminoso. Este corredor reune la primera cualidad pero vemos que es muy flaco, una especie de Llaneras. Todos sabemos que llaneras es rápido pero siempre gana las carreras mediante ataques y no ha ganado muchos scratches que digamos. Este corredor sin embargo es muy rápido además de tener fondo. Salvando las distancias y aunque las comparaciones son odiosas este corredor si gana fondo y se dedicase más a la carretera podría llegar a ser un gran bettini.

 
At 15 de febrero de 2007, 1:26, Blogger Marco* said...

Hola Escartin!

Piensa que sus mejores prestaciones las ha ofrecido en la prueba de Madison, donde su perfil ciclista se complementa con el de experimentado Hayles.

De todas formas, a pesar de contar con selecciones como Australia o Inglaterra en Melbourne, en la prueba de Scracht de los Mundiales de Burdeos el primer ciclista que tenía como lengua materna el inglés fue décimo.

¿Comparaciones con Bettini? Me parece un listón demasiado alto.

Un saludo!

 

Publicar un comentario

<< Home