1 de marzo de 2007

¿Vamos por el buen camino?

Cuando uno gira la cabeza para mirar al pasado, le produce vértigo observar lo rápido que pasa el tiempo. Así uno no deja de sorprenderse cuando contempla como en el año 2007 cumplirá la tercera temporada dentro del pelotón profesional Arkaitz Durán Aroca.

Este mocetón alavés será uno de aquellos ciclistas que esté constantemente en boca del aficionado en los próximos años. Y no deja de ser curiosa la circunstancia, ya que a pesar de su juventud y de su inexistente palmarés, se hablará de él independientemente de que triunfe o fracase en este complicado mundo de las dos ruedas.

Esa etiqueta distintiva de ciclista especial que nos lleva a contemplarlo con lupa, tuvo el dudoso honor de colocársela Josean Fernández “Matxin” el día que decidió ofrecerle un contrato de cuatro años de duración con el equipo Saunier Duval-Prodir cuando todavía era ciclista en edad juvenil.

A nadie dejó indiferente las palabras de “Matxin” cuando anunció la incorporación de Arkaitz Durán, nada más y nada menos, que para el conjunto profesional. Unas supuestas condiciones físicas excepcionales para este deporte, avaladas por el entonces médico de Saunier Duval-Prodir y preparador del joven ciclista, Iñigo San Millán, decían que el joven ciclista arrojaba a tan temprana edad los valores físicos de un ciclista profesional de nivel medio-alto. Están, por otro lado, aquellos que opinaban y opinan que la incorporación del ciclista se debía única y exclusivamente a razones publicitarias, puesto que lo inusual del fichaje atrae a los medios y permite a Saunier Duval-Prodir un jugoso espacio en prensa que se repite cada cierto tiempo.

Arkaitz Durán Aroca nació un 19 de Mayo de 1986 en Vitoria-Gasteiz (Álava) y es hijo de Benito Durán Corbacho, uno de los mejores especialistas nacionales de ciclo-cross en la década de los ochenta y principios de los noventa. De tal palo, tal astilla que se suele decir. A ciencia cierta y a pesar de pertenecer al mismo árbol genealógico, las similitudes entre ambos se limitan tan sólo al apellido, puesto que cualquier parecido entre los dos es pura coincidencia. Por un lado, observamos la elegante planta del joven Arkaitz, su estilo refinado sobre la bicicleta y una personalidad que dista mucho de aquel menudo, aguerrido, orgulloso y vivaracho ciclista que fue su padre. Todo nervio sobre la bicicleta, con un estilo en el que primaba el empuje por encima de las exquisiteces.

Y la verdad, es que si algo los ha unido en estos últimos años, ha sido el empecinamiento del padre en llevar al hijo hasta el campo profesional. Desde las primeras pedaladas del vástago, el padre ha llevado al hijo de la mano, pasando por las diferentes categorías en conjuntos que se alumbraban exclusivamente por y para su hijo y desaparecían cuando éste cambiaba de categoría. Incluso, ya en la categoría juvenil, causó un gran revuelo, ver como este joven alavés, emigraba a tierras cántabras en busca de mayor competitividad ciclista enfrentándose a lo más granado del pelotón nacional a lo largo y ancho de la piel de toro, cosa que no podía hacer en su provincia por la obligatoriedad de tomar parte en la totalidad de las pruebas del calendario provincial, que a todas las luces, se le quedaba pequeño en vista de la facilidad con las que se imponía constantemente.

Y es que aquel Benito Durán que trabajaba y entrenaba por la noche con la luz que permitía el alumbrado público, intentó proporcionar a su hijo todas los medios que estuviesen en su mano para que llegase a lo más alto, e incluso en ese afán, cometió la insensatez de apartarlo de los estudios para centrarlo totalmente en la bicicleta.

El ciclista debutó en la categoría profesional un 29 de Mayo del 2005 en su propia casa, concretamente en el GP Llodio. No pasará a la historia como el ciclista nacional que pasó directamente de la categoría juvenil a la profesional, puesto que hasta esa fecha estuvo compitiendo en la categoría amateur, pero el contrato que firmó en la categoría juvenil con el equipo profesional Saunier Duval-Prodir le otorga esa etiqueta de por vida.

En las categorías inferiores, hizo acopio de un buen número de victorias, pero la verdad sea dicha, en las pruebas importantes no demostró en ninguna ocasión la supuesta calidad que atesoraba. Nunca obtuvo ninguna presea en los diferentes Campeonatos de España en ruta en los que participó, y a un primer año en el que confirmó todo lo bueno que venía apuntando el la categoría cadete, le siguió un último año en la categoría juvenil, que con problemas físicos de por medio, no fue todo lo que su progresión ciclista presuponía. Tampoco los resultados internacionales pasaron del anonimato, y ni que decir tiene, que un ciclista juvenil, con unos supuestos valores físicos de un ciclista profesional de nivel medio-alto, debería haberse mostrado con una mayor autoridad ante otros ciclistas de su edad, que en su mayoría no poseen esos supuestos y destacados valores a edad imberbe. El ciclista participó en los mundiales de Hamilton (Canadá) 2003 y Verona (Italia) 2004 y esto dice mucho en favor de sus cualidades, ya que no es sencillo mantener un nivel tan alto durante los dos años de permanencia en la categoría, pero a decir verdad, en la segunda temporada el no haberlo incluido en el combinado nacional, no hubiese sorprendido a nadie.

Parece que fue ayer mismo, pero en esta su tercera temporada en el profesionalismo hará el debut en su primera grande, la Vuelta a España. En su día firmó un contrato por cuatro años en los que la formación ciclista iba a primar por encima del cualquier resultado. La lógica escalonada del ciclismo hubiese dicho que era más adecuado pasar ese tiempo o parte de él en la categoría amateur, sin embargo el se iba a saltar ese peldaño e iba a hacer ese proceso formativo en la categoría profesional. Es un caso tremendamente excepcional, pero que nada tiene de negativo, siempre y cuando la planificación sea conducida con el criterio prioritario del cuidado al ciclista. Sin embargo, cuando contemplamos que ha disputado pruebas realmente importantes, uno se pregunta si el ciclista está siendo llevado por la senda correcta.

Como el propio Arkaitz Durán ha comentado en varias ocasiones, a día de hoy, no tiene motivos para pensar que algún día no pueda ser un vencedor del Tour de Francia. Todavía queda mucho para ese futuro día, si es que llega alguna vez, pero paulatinamente los ciclistas del año 1986 se van incorporando al ciclismo profesional y abriendo su propio hueco dentro de los equipos más elitistas. El más notable de todos los pertenecientes a esa generación, es, hasta la fecha, Gerald Ciolek (T-Mobile). Este ciclista alemán se dio a conocer cuando pasado de la categoría juvenil y enrolado en el equipo AKUD Arnolds Sicherheit obtuvo el Campeonato de Alemania del 2005 por delante de Robert Förster y de todo un Erik Zabel. Potencia, desparpajo, arrojo y valentía son sus atributos ciclistas, con los que conseguido el título de Campeón del Mundo Sub´23 (Salzburgo 2006), que lleva bajo su brazo a su nuevo conjunto, T-Mobile, conjunto alemán que siempre ha destacado, entre otras cosas, por contar siempre con algún gran velocista en su filas. Su futuro se vislumbra esplendoroso en cuanto a sus posibilidades de victoria en las pruebas que se vean abocadas a un sprint masivo.

Pero si hay un equipo que verdaderamente ha apostado por la generación del 86 ha sido el conjunto italiano Liquigas, concretamente con los ciclistas Eros Capecchi y Roman Kreuziger. Ambos ciclistas han pasado por las categorías inferiores destilando gotas de clase en cada pedalada que han traducido en grandes logros internacionales.

Eros Capecchi guarda una fisonomía similar a la de Arkaitz Durán, incluso Josean Fernández “Matxin” intentó incorporar a “Cape”, pero tanto Eros como Chiara Capecchi entendieron que lo mejor para su futuro era incorporarse a la disciplina del equipo italiano Liquigas y cortesmente dijeron no a la oferta del Saunier Duval-Prodir.

Y es que es precisamente eso, el futuro, lo que se siembra en estos momentos. Todos los caminos son finalmente buenos si llevan al lugar deseado, pero salta a la vista que el de Arkaitz Duran no guarda similitud con el del resto de ciclistas de su misma edad y categoría. Cuando uno observa donde ha tomado parte el ciclista alavés no puede evitar pensar que la exigencia de las pruebas en las que participa no está en la teórica senda del camino correcto. Por el lado contrario, en el equipo de Roberto Amadio se mima a Capecchi o Kreuziger llevándoles a competir en pruebas de segundo nivel en las que aprender y progresar adecuadamente en este deporte. El ciclista alavés ya sabe como se las gastan en pruebas exigentes como París-Niza o Vuelta al País Vasco, donde incluso fue protagonista el día que la carrera llegaba a su casa, o en pruebas de la categoría y la historia de Flecha-Valona, Lieja-Bastogne-Lieja, Amstel Gold Race o París-Tours.

La verdad es que el ciclista no ha mostrado carencias, y bien podría pasar por uno de esos jóvenes de 24 años que acceden al profesionalismo tras varios años en la categoría amateur, pero Arkaitz Duran ni tan siquiera había cumplido todavía los 20 años cuando disputó algunas de ellas.

Josean Fernández “Matxín” dio un paso al frente en su momento ante las críticas por la incorporación y dejo claro a todo el mundo que estaba convencido de las cualidades y posibilidades de este joven ciclista sobre el que tiene una inquebrantable fe, personalizando totalmente en su persona la responsabilidad de la contratación. En su opinión el tiempo pone a cada uno en su sitio y el lugar de Arkaitz estará dentro de los importantes del mundo del ciclismo. Personalmente me conformo, que cuando el tiempo ponga a cada uno en su sitio, al joven ciclista no le corresponda el rincón de los juguetes rotos.

Etiquetas: , ,

15 Comments:

At 1 de marzo de 2007, 16:49, Anonymous Anónimo said...

oye Marco* te puedo hacer una pregunta? tu eres colaborador de urtekaria?

 
At 1 de marzo de 2007, 18:27, Blogger Marco* said...

Hola Anónimo!

Cuestiones de ese tipo entiendo que deben ir por "vía interna".

Un saludo!

 
At 1 de marzo de 2007, 22:38, Anonymous Vijandi said...

Hola,aunque le salga bien la jugada a Fernández "Matxin",no es de mi agrado que Juveniles se salten la categoría como mínimo de Sub/23,y menos llevandólos a clásicas del norte de Europa donde va a salir desplumado a poco que quiera acabarlas.Tambien me pregunto ¿que pasaría si en todos los equipos hicieran lo mismo y ya puestos cogieran a dos en vez de uno?
¿no quedaría desvirtuada la categoría que precede al profesionalismo?

Creo que si la estrategia es que no se escape una posible figura del ciclismo,con ficharlo y cederlo a un equipo filial o de confianza,y acordando un calendario adecuado hubiera sido suficiente.

Lo de apartarlo de los estudios me da escalofríos de pensarlo y dice poco en favor de su padre.
Si fuera director de un equipo Cadete o Juvenil,en mi equipo tendría vetados a los corredores que hubieran abandonado los estudios por el ciclismo.Cuando hablo con los padres de los corredores de estas categorías siempre les pregunto como van sus hijos con los estudios,y algunos padres se ven en apuros para contestar la pregunta de lo cual deduzco que o van mal o ya los han abandonado.

Un saludo.

 
At 3 de marzo de 2007, 16:42, Blogger Marco* said...

Hola!

Muchas gracias por tu intervención Vijandi.

Es curioso pero siempre cuando hablan de preparación deportiva se olvidan del intelecto.

A mi me place más ver la carrera deportiva de Raúl Alarcón, compañero de equipo en el Saunier Duval-Prodir y de Play Station en las concentraciones (es lo que tienen estas nuevas generaciones) que pertenecen a la misma generación. Además el joven ya ha sido protagonista en su casa durante la disputa de la Vuelta a la Comunidad Valenciana.

Pero a pesar de todo y de la exigencia de pruebas deportivas en las que ha participado Arkaitz Durán, aunque en su primer año no llegó a 40 días de competición y el año pasado no superara los 60, el ciclista no ha desentonado.

¿Seguirá progresando? Será interesante seguir su futuras evoluciones como ciclista.

Un saludo!

 
At 4 de marzo de 2007, 13:56, Anonymous Anónimo said...

Hola,en el apartado deportivo mi opinión es que los equipos profesionales no deberían de estar para formar corredores.Las Federaciones en combinación con patrocinadores y fundaciones deportivas y clubes, deberían de poner en funcionamiento centros de tecnificación donde formar a los corredores en las diferentes disciplinas.

En el caso de Durán después de estar cuatro años aprendiendo el oficio y cuidándolo,puede ocurrir que cuando esté formado como corredor y empiecen a verse los frutos,aparezca cualquier equipo con una oferta millonaria y Fernández "Matxin" y el Saunier despues de todo,se queden sin el corredor despues de haberlo formado.

Marco ¿has estado quizás en el Palma Arena viendo los Campeonatos?

Un saludo.

 
At 4 de marzo de 2007, 14:00, Anonymous Vijandi said...

Perdón, el último comentario es mío,se me había olvidado poner el nick.No me gusta que me traten como Anónimo.

Un saludo.

 
At 5 de marzo de 2007, 0:27, Blogger Marco* said...

Hola Vijandi!

La formación continua es algo intrinsecamente ligado a un deporte como el ciclismo y evidentemente parte de esa formación corresponde a un equipo profesional.

A mi no me disgusta la formación de jóvenes ciclistas en el marco de un equipo profesional ya que son los que mejores medios poseen.

La opción que planteas me parece interesante y a buen seguro que provechosa de realizarse pero un tanto utópica. Los que más interesados están de formar futuros ciclistas profesionales, son precisamente los equipo profesionales y son estos los que en la medida de sus posibilidades destinan recursos para ello.

Sobre la posibilidad de fuga de Arkaitz Durán es natural en la ley de oferta y demanda que impera en el deporte profesional. Saunier Duval-Prodir también acometerá fichajes de ciclistas que han sido formados otros conjuntos. También sucede que el propio Saunier Duval-Prodir decida descartar a Arkaitz Durán para su equipo y el ciclista deba buscarse su porvenir ciclista en otro lugar. Son dos caras de la misma moneda.

Por último señalarte, que no he estado en Palma. Creo que me tocará ir a finales de mes. Veremos si el Palma Arena es tan magnífico como proclaman. Este fin de semana he estado en Olivenza (Badajoz).

Un saludo!

 
At 5 de marzo de 2007, 21:24, Anonymous Zik said...

Marco*, no habras estado viendo la corrida de Ortega Cano, no? Hoy he podido leer algo sobre ello en el diaro vasco y cuando han mencionado el pueblo Olivenza me he acordado de ti. ¿¿No seras uno de esos apoderados??

Un saludo!

 
At 6 de marzo de 2007, 1:14, Blogger Marco* said...

Hola Zik!

Efectivamente, ese es el motivo por el cual estuvimos el fin de semana en Olivenza (Badajoz). Había más corridas, ya que por ejemplo Enrique Ponce dobló mañana y tarde, pero la reaparición de Ortega Cano fue el motivo que nos llevó allí.

A mi no me gusta especialmente la tauromaquia, pero mi padre es ganadero y no pudo rechazar la invitación de Ortega Cano con el que guarda buena amistad.

Por cierto, luego me "quejo" de que cobren en Igorre, Asteasu o Ispaster. Me llegaron a ofrecer 350 € por la entrada que tenía.

Un saludo!

 
At 6 de marzo de 2007, 19:44, Blogger PICO DEL AGUILA said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 6 de marzo de 2007, 19:58, Blogger PICO DEL AGUILA said...

Hola

Yo veo a Duran y a muchos corredores jovenes como una especie de victimas de la actual coyuntura del ciclismo nacional, con cada vez menos pruebas donde foguearse los primeros años a un nivel ligeramente inferior al de las pruebas del Pro Tour en el resto de Europa, y donde en ocasiones, sus propios equipos no acuden por ajustes de plantilla en varios frentes

Quiza la solución para ello, pase por la formación previa en continentales, contando ademas su formación en teoría con el Grupo Nicolas Mateos para este aspecto

Saludos!

 
At 6 de marzo de 2007, 23:34, Blogger PICO DEL AGUILA said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 6 de marzo de 2007, 23:36, Anonymous Anónimo said...

Sin teoria. Las palabras del propio Matxin. Hay un acuerdo de trabajo con NIcolas Mateos. De hecho, Beñat Intxausti es corredor de Saunier Duval pero esta cedido al conjunto continental.

Como dice Pico, yo creo que faltan carreras de nivel, y equipos dispuestos a correrlas con corredores jovenes.

 
At 6 de marzo de 2007, 23:39, Blogger PICO DEL AGUILA said...

Por cierto, hablando de corredores jóvenes, destacar en este primer mes de temporada al ruso del Tinkoff Yvan Rovny, quinto con 19 años y sin pasar por aficionados en el Tour del Mediterraneo.

Quiza no sea esto exactamente lo que se pida a gente del tipo de Duran, lleno esta el pelotón de ejemplos como este con finales anticipados a supuestas carreras hacia el estrellato, pero si distingue quiza al ruso que en él confluían una serie de factores que impulsaron su doble salto de categoría quizá mas justificadamente

Saludos!

PD: Marco*, yo he eliminado dos entradas al detectar errores en la redacción

 
At 7 de marzo de 2007, 1:02, Blogger Marco* said...

Hola!

Muy agradecido por los interesantes comentarios.

Pico del Aguila 1:
No entiendo el caso de Arkaitz Durán como el de una víctima de la situación ciclista. Creo que el equipo Saunier Duval-Prodir tiene un calendario en el que acomodar a un ciclista joven al que se pretende formar y cuidar.

Curiosamente hoy ha sido la presentación del Grupo Nicolás Mateos y su director deportivo destaca la formación como la primera de las prioridades. Me sorprende la supuesta formación de este equipo vinculado al Saunier Duval-Prodir ya que da la sensación que ha formado corredores para otros conjuntos, puesto que prácticamente se ha remozado el equipo, y no han sido pocos los que han cambiado de conjunto y ninguno con destino Saunier Duval-Prodir.

Entiendo que con Intxausti rompen la tendencia puesto que tiene contrato con Saunier Duval-Prodir desde el 2008 hasta el 2010 pero a mi modo de ver, un equipo como este necesita imperiosamente proporcionar a sus ciclistas un mayor número de días de competición.

Anónimo:
En referencia a lo que señalas sobre Pico del Aguila ¿a que te refieres cuando dices que faltan carreras de nivel y equipos dispuestos a correrlas con corredores jóvenes?

Pico del Aguila 2:
¿Quien volverá a repetir lo que hizo Rovny en el 2005? Yo no se si volveré a verlo...

La verdad es que a pesar de estar en Tinkoff en el 2006 si podríamos considerar que era un amateur más, puesto que lo pudimos ver en pruebas como el Cinturón de Mallorca o el Circuito Montañés.

Ignatiev está eclipsando a Rovny y el nombre de este ciclista debería empezar a quedarse en la retina de los aficionados de cara a un futuro.

Un saludo!

 

Publicar un comentario

<< Home